En épocas de frío como el invierno la deshidratación es menos evidente y por ello más peligrosa, por lo que se debe mantener a los niños bien hidratados. Tanto niños como adultos mayores beben menos fluidos en esta epoca por lo que se debe de tener cuidado y verificar que tomen suficiente agua.

“En época de frío el cuerpo humano, incluido el de los niños, eleva su temperatura para soportar el clima y por ello sufren una disminución de agua. Si a esto se le agrega una actividad física y el uso de ropa gruesa, las pérdidas por evaporación y sudoración son mayores, y pueden ocasionarles una deshidratación” explicó el especialista.

(more…)