El Ibuprofeno y paracetamol son, quizá , los dos fármacos mas usados. Su consumo se extiende a multitud de dolencias y enfermedades, aunque muchas veces se trate de un error que puede ser contraproducente. También hay que tener cuidado con las dosis, ya que existen límites que pueden rebasarse sin conocer las consecuencias.

Entre estos errores más frecuentes está el recurrir a ambos para diferentes tipos de dolores:

Contraindicaciones: antes de entrar a diferenciar entre dolencias y enfermedades, es importante saber que el paracetamol está contraindicado para personas con problemas de hígado y alcohol. El ibuprofeno debe evitarse si se tiene estreñimiento, diarrea y gases, problemas en riñones o dificultades en la coagulación de heridas.

Ambos actúan a la misma velocidad: es falso ya que el ibuprofeno tarda 30 minutos aproximadamente mientras que el paracetamol algo mas (entre 45 minutos y una hora).

Dolores de cabeza y resacas: a nivel neurológico, los efectos del ibuprofeno son muy limitados, por lo que ante un dolor de cabeza debe optarse por el paracetamol. Pero cuidado, este mismo fármaco dobla los efectos secundarios del alcohol y en el caso de una resaca ha de tomarse ibuprofeno.

Dolores de espalda, musculares, de muelas: tomar paracetamol para conseguir rebajar la inflamación en procesos de dolor de espalda, musculares o de encías no resulta efectivo. Tiene efectos analgésicos, pero no antiinflamatorios. Por ese motivo, en este caso lo recomendable es optar por el ibuprofeno, que sí es antiinflamatorio.

Artritis: ocurre lo mismo que en el caso anterior. Lo recomendable es optar por el ibuprofeno.

Dolor menstrual: muchas mujeres creen que el efecto de ambos es similar. Lo cierto es que, aunque ambos en este caso reducen las molestias, el ibuprofeno es más eficaz.

Fiebre: para fiebres altas suele recomendarse el ibuprofeno antes que el paracetamol, aunque este también resulta efectivo.

Gripe: con la gripe suele venir asociada una debilitación de las plaquetas en la sangre, una contraindicación que también aparece en el prospecto del ibuprofeno, por lo que no se aconseja su uso en procesos gripales, y sí el del paracetamol.

Heridas: si la herida es reciente debe evitarse el paracetamol ya que se trata de un fármaco con efectos anticoagulantes.

Via: 20 minutos

Post relacionados