El Centro europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) confirmó el primer caso de chikungunya en España, una enfermedad viral transmitida por un mosquito.

Se sabe que el paciente, un hombre de 60 años, residente en Gandía, en la Comunidad Valenciana, se contagió en España porque no había viajado fuera en los últimos tres meses, según un informe sobre el caso español elaborado por el ECDC, y que se ha dado a conocer este lunes.

El hombre, que fue dado de alta tras permanecer cinco días ingresado en un hospital de Girona, contactó a las autoridades locales al volver a Gandía porque tenía dolores en las articulaciones y fueron los análisis de sangre posteriores los que confirmaron el contagio del virus.

mosquito

Los síntomas de la fiebre chikungunya son similares a los de una gripe, ya que produce fiebre alta y fuertes dolores articulares, además de dolores musculares, de cabeza, náuseas y erupciones cutáneas. El tratamiento de la enfermedad consiste en la administración de analgésicos y antiinflamatorios como paracetamol o ibuprofeno y los síntomas suelen remitir al cabo de una semana.

“El informe de un caso autóctono de chikunguña en España no es inesperado”, afirmó en un comunicado el ECDC, que resaltó que el agente transmisor, el Aedes albopictus (mosquito tigre), ha estado presente en la Comunidad Valenciana desde 2013, donde se han registrado varios casos, hasta ahora, todos importados.

Varios casos importados de chikungunya habían sido detectados con anterioridad en Gandía, donde el clima es “propicio” para la transmisión del virus, añadió el centro europeo.

El sistema de vigilancia del chikunguña fue reforzado en España en 2014 tras el estallido de un brote en el Caribe, y hasta el 26 de julio pasado habían sido detectados 89 casos importados, trece de ellos en la Comunidad Valenciana.

Medidas de control del agente transmisor

Las autoridades sanitarias españolas están realizando investigaciones epidemiológicas y entomológicas, además de establecer medidas de control del agente transmisor, según el ECDC. Este organismo resaltó que Europa es vulnerable a la transmisión autóctona del virus en áreas donde los mosquitos transmisores de la enfermedad están establecidos y donde el clima es propicio para su propagación.

La Comunidad Valenciana y el Ministerio de Sanidad aplican un protocolo de vigilancia ante la expansión de los mosquitos implicados en la transmisión de la enfermedad, el Aedes aegypti y Aedes albopictus (conocido como mosquito tigre).

La Consellería de Sanitat valenciana ya informó el 31 de julio de 2015 acerca de este caso detectado en Gandía y lo identifico como de tipo autóctono, diferente de los contagios registrados en España por personas que hubieran adquirido el virus en alguno de los países en los que se han producido brotes.

Post relacionados