Investigadores británicos que estudian el uso de la aspirina para prevenir enfermedades sugieren que las personas de entre 50 años y poco más de 60 deben consultar a sus médicos acerca de tomar diariamente una dosis baja del medicamento.

Creen que esto podría reducir significativamente el número de personas que desarrollan cáncer, particularmente en el sistema digestivo.

Los investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres analizaron todos los datos disponibles de 200 estudios y ensayos clínicos que evalúan si la aspirina detiene algunas enfermedades.

Los expertos aseguran que los beneficios son mayores que la baja cifra de muertes causadas por accidentes cerebrovasculares o hemorragias estomacales.

El estudio fue publicado en Annals of Oncology.

Post relacionados