Los tuppers (o contenedores de plástico), que usamos todos los días para diversas cosas, desde el lunch de los niños hasta guardar cosas en el refrigerado o la alacena, pueden guardar olores o bien mancharse con algunos alimentos.

A continuación algunos consejos para quitarles el olor:

– Llena el tupper con agua caliente y disuelve 1 cucharada de bicarbonato por cada 50 ml. de su capacidad con una tapita de cloro (un tupper mediano aproximadamente necesitará 4 cucharadas y 4 tapitas). Deja reposar 30 minutos y enjuaga

– Si el mal olor persiste, corta pedazos de periódico, llena el tupper con ellos y tápalo herméticamente. Déjalo así por un día, el olor tendrá que haber desaparecido

– El sol es un gran aliado de los tuppers manchados, después de la solución de cloro y bicarbonato, procura ponerlos una mañana al sol (directamente) para que vuelvan a tener su color natural

* Un tip útil para evitar que esto suceda es rociando spray para cocinar antes de vertir cualquier tipo de comida en ellos.

Post relacionados