La Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el uso del compuesto Ra 223 dicloruro para el tratamiento de los hombres en la fase avanzada de cáncer de próstata metastásico.

La medicina cuyo nombre comercial es Xofigo, puede usarse para el cáncer sintomático, resistente a la castración y que se haya propagado a los huesos, pero no a otros órganos.

“Es dirigido a hombres cuyo cáncer se ha diseminado después de recibir tratamiento médico o quirúrgico para bajar la testosterona”, añadió el comunicado de la FDA.
El Instituto Nacional del Cáncer calcula que este año 238.590 hombres en Estados Unidos tendrán un diagnóstico de cáncer de próstata, y 29.720 podrían morir por esa enfermedad.

El cáncer de próstata se forma en una glándula en el sistema reproductivo masculino que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto.

“Xofigo se enlaza con minerales en el hueso para administrar la radiación directamente a los tumores de los huesos, lo que limita el daño a los tejidos normales circundantes”, dijo Richard Pazdur, director de la Oficina de Productos de Hematología y Oncología en el Centro para la Evaluación de Medicamentos de la FDA.

En los últimos doce meses, Xofigo es el segundo medicamento aprobado ya que demostró la capacidad de extender la sobrevivencia de los hombres con cáncer de próstata metastásico, según la FDA.

En agosto de 2012, la FDA aprobó Xtandi para tratar a los hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración que se ha diseminado o regresado, aun con el tratamiento médico o quirúrgico para minimizar la testosterona.

La eficacia de Xofigo se evaluó en un único ensayo clínico de 809 hombres con cáncer sintomático de próstata resistente a la castración que se extendió a los huesos, pero no a otros órganos.

Post relacionados