A fines de abril abrirá un bar muy especial en Crystal Lake, en Chicago. Aunque su fachada sea igual a la de otros, lo más fuerte que se podrá pedir allí es una bebida energética.

Aunque sí habrá pasatiempos sanos como mesas de billar, televisión, bandas en vivo y disc jockeys para que los clientes puedan bailar.

Muchos ven a un bar para sobrios como una idea rara, pero sus creadores creen que es un granito de arena para tomar conciencia sobre los estragos que causan las adicciones.

La iniciativa partió de un joven que vio morir a algunos amigos por el alcohol y las drogas. Y creó junto a otros amigos un bar libre de alcohol y sin fines de lucro: los fondos serán donados a las organizaciones de rehabilitación.

El grupo creó un Consejo de Administración y sus miembros declararon que entre todos conocen cerca de 100 personas que murieron de sobredosis en los últimos años. Y dicen que es muy difícil no caer en adicciones en los suburbios, porque hay pocas opciones para la diversión sobria.

En ese sentido, las barras de los bares son una opción peligrosa por la tentación de caer en la adicción al alcohol y a las drogas.

“Somos todavía jóvenes y queremos divertirnos”, dijo Chris Reed, de 22 años, presidente de la organización sin fines de lucro del bar, al Arlington Heights Daily Herald. “Y no se puede pasar el rato con 40 personas en su casa”, declaró.

El bar será atendido con la ayuda de voluntarios y amigos y sólo estará abierto cuatro días a la semana, de jueves a domingo.

Todas las ganancias del negocio se destinarán a la financiación de la educación sobre la problemática de las drogas y para iniciativas de tratamiento en la comunidad.

En la pared de la barra habrá fotos con los rostros de los amigos que murieron a causa de las adicciones. Y los miembros del grupo esperan no tener que añadir más retratos.

Post relacionados