Si las rigurosas dietas no son lo tuyo y deseas bajar de peso, realizando actividades diarias y cotidianas a continuación encontrarás algunos consejos prácticos y fáciles de seguir para disminuir tallas sin necesidad de castigarte.

  • Determina un solo lugar de tu casa para comer, no dejes alimentos cerca a tu habitación, o a tu cama, ya que la tentación siempre estará cerca.
  • Puedes hacer algunas bebidas o infusiones que hacen que el cuerpo elimine naturalmente líquidos (agua de apio o flor de Jamaica).
  • Desayuna siempre, así quemas calorías desde que comienzas el día.
  • Jugar con tus hijos, y caminar con ellos es una terapia que no sólo te ayuda a bajar de peso sino que te acerca más a ellos.
  • Evita usar el coche cuando tengas que hacer diligencias que puedas realizar caminando.
  • Incluye verduras y ensaladas en el almuerzo de todos los días, así tendrás un mejor balance y tu familia también.
  • Evita las salidas a la panadería o cafetería para satisfacer antojos, come sólo lo necesario.
  • Antes de salir de compras o a hacer el mercado, come algo, así la tentación será más sencilla de resistir.
  • Trata de utilizar más sartenes antiadherentes para disminuir el consumo de aceite en tus alimentos.
  • Retira la piel del pollo a la hora de prepararlo y servirlo.
  • Incrementa el uso de hierbas aromáticas o especias en tus alimentos para que adquieran un mejor sabor.

Siguiendo estos fáciles consejos tu organismo estará más saludable y comenzarás a sentir la diferencia al bajar de peso sin alterar tu vida o la de tu familia.

Post relacionados