Parches para la piel que liberan estrógeno en la sangre pueden ser un tratamiento seguro y más economico para el cáncer de próstata que las terapias actuales, según un estudio.

El tratamiento más usado hoy en día se basa en inyecciones de una sustancia química que corta los niveles de testosterona (la fuerza motriz de la mayoría de cánceres de próstata) pero causa efectos secundarios.

Científicos del Imperial College de Londres compararon la aplicación de parches con inyecciones en 254 pacientes.

El resultado, publicado en Lancet Oncology, fue que los parches eran seguros y evitaban efectos secundarios parecidos a los síntomas que aparecen durante la menopausia.

Más estrógeno para menos testosterona

Desde hace mucho tiempo se usa estrógeno para combatir el cáncer de próstata.

El estrógeno y la testosterona son sustancias químicas muy parecidas, por lo que aumentar de forma gradual los niveles de estrógeno en el cuerpo puede reducir la cantidad de testosterona producida y así ralentizar el crecimiento de este tipo de cáncer.

El consumo por vía oral de estrógeno provoca significativos problemas de salud, incluida una sobredosis en el hígado.

Este órgano produce sustancias que causan coágulos en la sangre, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Por eso, el tratamiento por excelencia son las inyecciones de LHRHa (hormona liberadora de hormona luteinizante), que reduce la producción de estrógenos y testosterona.

Sin embargo, también tiene efectos secundarios parecidos a los que sufren las mujeres durante la menopausia.
El paso siguiente

“Nosotros no estamos alegando que esto sea equivalente a las terapias actuales, pero pareciera como si estuviéramos alcanzando los niveles de castración de la testosterona”, explicó Paul Abel, del Imperial College de Londres.

Sin embargo, los investigadores necesitan hacer un seguimiento a los pacientes por más tiempo.

“El siguiente paso es probar si los parches de estrógeno son tan efectivos deteniendo el crecimiento del cáncer de próstata como las terapias de hormonas actuales. Actualmente estamos haciendo pruebas en 600 pacientes”, agregó.

Por su parte, Kate Law, de la fundación Cancer Research UK, organismo que financió parte del estudio, declaró que cada vez más hombres “sobreviven al cáncer de próstata gracias a los avances en la investigación. Pero todavía necesitamos con urgencia desarrollar tratamientos más efectivos y reducir los efectos secundarios”.

Mientras que el director de Prostate Cancer UK, Iain Frame, considera que “todavía no está muy claro si los parches de hormona pueden ser una alternativa efectiva a las inyecciones de hormona, pero esperamos con expectación los resultados de los nuevos ensayos”.

Via: BBC Mundo

Post relacionados