La artrosis es una enfermedad vinculada con la diabetes mellitus que la podemos definir como una afección articular que puede presentarse de forma primaria o idiopatica, o también de forma secundaria, relacionada con una causa subyacente.

Cuando hablamos de artrosis secundaria, es donde dentro de las causas endocrinas, podemos mencionar a la diabetes mellitus como afección originaria, también cabe mencionar la acromegalia, hipoparatiroidismo, entre otras.

Dentro de los factores de riesgo para el desarrollo de la artrosis podemos nombrar, la obesidad, la sobrecarga de la articulación la herencia, los traumatismos, las alteraciones congénitas, y el uso repetido de la articulación. A su vez, cuando nos referimos a los hallazgos encontrados podemos mencionar, la presencia de un aumento de agua y disminución de la concentración de proteoglicanos vinculado a un aumento de la proliferación de condrocitos a nivel de la articulación. También hay presencia de esclerosis osea, geodas, osteofitos, disminución o pinzamiento del espacio articular, que se demuestran en el estudio radiológico de la articulación afecta.

Clinicamente se presenta en el paciente con dolor articular de tipo mecánico que aumenta con el movimiento de la articulación y disminuye con el reposo, asociado a limitación del movimiento, perdida de la función articular y rigidez articular. También podemos encontrar la presencia de sinovitis y derrame articular.

Post relacionados