Un conjunto de investigadores de la Universidad de Aberdeen en Escocia, han descubierto un método cercano al 100% de precisión para detectar si una persona tiene esquizofrenia a través de una simple prueba ocular. Un hallazgo que podría acelerar la detección de la enfermedad.

Todo gracias al deterioro de los ojos y su implicación con la enfermedad. El estudio informa de un modelo de prueba que demuestra con un 98% de precisión en la distinción entre las personas con y sin esquizofrenia.

Pruebas oculares simples con la que los investigadores exploran en el movimiento de los ojos si se sufre o no la enfermedad. Los resultados de la investigación mostraron que las personas con esquizofrenia tenían déficits en la capacidad de rastrear objetos en movimiento, de la misma forma, también les resultaba más difícil mantener la mirada firme.

El estudio fue dirigido por los doctores Philip Benson y David Clair y consistía en una serie de exámenes de vista donde a los voluntarios se les pedía que rastrearan objetos en movimiento lentos con sus ojos a la vez que debían mantener la mirada fija sobre un solo objetivo. Según el doctor Benson:

Se ha sabido desde hace más de cien años que las personas con enfermedades psicóticas tienen una variedad de movimientos anormales del ojo, pero hasta nuestro estudio, nadie pensaba que las deficiencias eran lo suficientemente sensibles como para ser utilizadas como potenciales biomarcadores de diagnóstico clínico.

En seguimiento lento, las personas con esquizofrenia tienen un déficit en la capacidad para realizar este tipo de seguimiento en objetos. Sus movimientos de los ojos tienden a caer detrás del objeto en movimiento para luego pasar a una serie de movimientos oculares rápidos.

Para constatar el estudio se utilizaron varios métodos que modelaban los datos. La combinación de todos ellos dio como resultado un modelo con una efectividad del 98%. Según el doctor Clair:

Las evaluaciones actuales neuropsicológicas son lentas, costosas y requieren personal capacitado para su uso. En comparación, nuestros exámenes oculares son simples, baratos y toman solo unos minutos para llevarse a cabo. Esto significa que un modelo productivo con tal precisión podría ser incorporado en las clínicas y hospitales para ayudar a los médicos en los sistemas de diagnóstico tradicionales.

Una investigación pionera que podría ahorrar costes a la vez que hallar si un individuo tiene esquizofrenia con una serie de pruebas sencillas oculares.

Post relacionados