La celulitis, se manifiesta como depósitos de grasa subcutánea, que forman hoyuelos en la piel en las nalgas, muslos, caderas y abdomen. Además de la grasa acumulada, también se produce por retener líquidos y un envejecimiento de tejidos conjuntivos

La celulitis, también es conocida como piel de naranja por la textura y aspecto característico en muslos, caderas y abdomen, aparece cuando las células adipositos que se encargan de almacenar la grasa que demanda nuestro cuerpo crecen de manera anormal, obstruyendo la circulación sanguínea, dificultando la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas.

La celulitis tiene tendencia a desarrollarse en ciertos momentos de la vida que hacen más vulnerable a las mujeres, tales como la pubertad, el embarazo o la premenopausia. Sin embargo, luego del embarazo, el período de lactancia maternal favorece su desaparición.

Hay varios tipos de celulitis y cada una actúa de una forma distinta. Según los expertos la celulitis se clasifica en celulitis generalizada, celulitis localizada, celulitis dura, celulitis fláccida y celulitis edematosa.

Un 90% de mujeres padecen celulitis , a partir de la post-adolescencia en adelante. Aún asi, no es un problema pura y exclusivamente femenino, ya que se han registrado casos, pocos, pero se han registrado al fin, de hombres que padecen celulitis

A parte de la amplia gama de tratamientos que se puedan hacer para combatir la celulitis, existen muchos consejos prácticos que influyen directamente sobre ella y sobre la salud de nuestro cuerpo en general. Estos consejos son muy sencillos y siguiéndolos a diario pueden ayudar notablemente a mejorar el aspecto de la celulitis.

Consejos

– Beber mucha agua. Se recomienda el consumo diario de 8 vasos de agua que puede variar según las necesidades de cada persona . El consumo de agua ayuda a eliminar las toxinas sobrantes de nuestro organismo contribuyendo a la desaparición de los nódulos de grasa.

– Evitar la sal. La sal ayuda a retener líquidos en el organismo por lo cual no es aconsejable en caso de padecer celulitis. Para evitar la sal no solo hay que usar poca sal en las comidas, sino que hay que poner especial cuidado con las comidas instantáneas o rápidas, pues suelen contener sal en exceso.

– Consumir fibra. El consumo de fibra es muy importante puesto que ayuda a eliminar los residuos sobrantes evitando que el organismo los absorba. La fibra es una sustancia que se encuentra sobre todo en los cereales (integrales) y los vegetales de hoja verde, tome jugos hechos en casa.

– Evite el consumo de grasas. La grasa no solo es muy engordante sino que tiende a acumular toxinas lo cual favorece enormemente la aparición de celulitis. Es importante evitar las grasas (sobre todo saturadas como la margarina o la manteca) y las frituras. El uso del aceite debe ser racional (una cuchara sopera) sobre los alimentos fuera del tiempo de cocción.

– Evite las bebidas carbonatadas. Las gaseosas, colas etc. No solo carecen de nutrientes sino que además contribuyen a hinchar el cuerpo y añadir más toxinas acentuando más la celulitis. Elimine las bebidas alcohólicas.

– Evite las pastas y golosinas. Las pastas, panes y todos los productos de repostería contienen altos porcentajes de harinas refinadas y grasas, lo cual favorece la aparición de la celulitis. En caso de consumir pan, es preciso moderar su consumo y que no sea blanco.

– Masajes. Los masajes ayudan a deshacer los nódulos de grasa a la vez que activan la micro circulación y el drenaje linfático. Estos masajes son mucho más eficaces si se hacen a diario y más aún con la intervención de un profesional, aunque también son muy efectivos si se los hace uno mismo combinándolos con cremas.

– Evite el consumo de café, el cigarrillo, el sedentarismo, la ropa ajustada y los calzados de tacón alto. El ejercicio físico es fundamental.

Post relacionados

  • Como reducir la celulitis

    La celulitis es la raíz de problemas de autoestima para muchas personas en el mundo. Desaparecerla o eliminarla a veces nos sale caro, porque...

    Pubblicato il: