Ante el inicio del año escolar, los expertos advierten que las mochilas sobrecargadas con frecuencia resultan en lesiones de la espalda entre los niños.

Más de 13,700 niños de 5 a 18 años fueron tratados en hospitales y consultorios médicos por lesiones relacionadas con las mochilas en un solo año, según la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU.

Niños con Mochilas pesadas

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopedic Surgeons, AAOS) aconseja a padres y cuidadores prestar mucha atención a la postura de los niños, y a no esperar que se quejen de dolor de espalda antes de aligerar su carga.

“Cuando se usan correctamente, las mochilas pueden ser una buena forma de llevar las cosas necesarias para un día en la escuela”, aseguró en un comunicado de prensa de la AAOS la Dra. Melanie Kinchen, cirujana ortopédica y vocera de la academia. “Las lesiones por las mochilas son comúnmente provocadas por usar mochilas sobrecargadas, y por levantarlas y llevarlas de forma incorrecta. Padres y maestros deben orientar a los niños para que tomen medidas preventivas. Comience eligiendo una mochila que sea del tamaño apropiado para su hijo, o haga que use una mochila con ruedas como alternativa a llevar la pesada carga en los hombros”.

La academia sugirió varias formas adicionales de ayudar a los niños a evitar el dolor y la incomodidad de usar una mochila.

  • Usar ambas correas de hombros para distribuir el peso de la mochila equitativamente.
  • Ajustar las correas, y usar la correa de cintura, si está disponible.
  • Colocar los artículos más grandes dentro de la mochila lo más cerca posible de la espalda, y sacar cualquier cosa que sea demasiado pesada.
  • Doblar las rodillas y usar las piernas para levantar la mochila.
  • Llevar solo los artículos esenciales en la mochila. Dejar los libros adicionales en casa o en la escuela siempre que sea posible.
  • No dejar las mochilas en los pasillos o en medio del camino para evitar caídas.
  • Los padres y los cuidadores deben animar a los niños a informar sobre cualquier dolor o incomodidad que sientan mientras usan sus mochilas, sobre todo entumecimiento u hormigueo en los brazos o piernas.
  • Los niños solo deben usar mochilas que sean adecuadas para su tamaño.
  • Los padres y los cuidadores deben estar pendientes de cualquier cambio en la postura de su hijo, o de marcas rojas en los hombros por usar la mochila.
  • Los padres deben hablar con las escuelas sobre formas de aligerar la carga de los niños, como permitirles usar los armarios durante el día o tomar en cuenta el peso de las mochilas de los estudiantes al preparar las lecciones.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: American Academy of Orthopaedic Surgeons, news release, August 2012

Busquedas entrantes:

Post relacionados

  • ¿Tu hijo le tiene miedo de Santa Claus?

    Algunos niños le tienen miedo a Santa Claus. Esto puede hacer que las visitas familiares a Santa Claus se conviertan en una experiencia...

    Pubblicato il:
  • En Halloween se lesionan muchos niños

    En los Estados Unidos los niños tienen 4 veces más probabilidades de ser arrollados por un automovil en la noche de Halloween que en cualquier...

    Pubblicato il: