1. Un susto

Después de estar en una situación donde corre la adrenalina (por ejemplo, ver una película de suspenso o subirte a una tirolesa), los hombres y las mujeres encuentran más atractivo al sexo opuesto, según un estudio publicado en el Archives of Sexual Behavior.

“Cuando estás haciendo algo emocionante, tu corazón late aceleradamente y tu sistema nervioso se activa, como cuando están excitados sexualmente”, explica la doctora Cindy Meston, investigadora principal del estudio y coautora de Why Women Have Sex (Por qué las mujeres tienen relaciones sexuales), citada por Health.

2. Cambia la champaña por el vino

Toma una copa de vino tinto con la cena. Las mujeres que beben una copa de vino al día informaron tener mayores niveles de deseo sexual y lubricación vaginal, comparadas con aquellas que toman cualquier tipo de bebida alcohólica ocasionalmente o las que no beben en absoluto, de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine y citado por Health.

Los investigadores creen que los altos niveles de polifenoles, un tipo de antioxidante en el vino tinto, pueden ayudar a ampliar los vasos sanguíneos eincrementar el flujo sanguíneo a las zonas claves de la excitación. Sólo una copa, aconseja la principal autora del estudio, la doctora Nicola Mondaini; ya que una mayor cantidad puede apagar tu libido.

3. Realiza posiciones

El yoga no sólo te vuelve más ágil, también puede incrementar tu libido. Eso sugiere una reseña publicada en el Journal of Sex and Marital Therapy.

Tener tu om encendido te familiariza con tu cuerpo, lo que a su vez ayuda a estar más en contacto con tu sexualidad.

A pesar de que el informe se centró predominantemente en las mujeres con problemas sexuales, “sin duda todo el mundo puede beneficiarse”, dice la doctora Lori Britto, la autora principal, a Health. Como extra: el yoga también mejora tus orgasmos al aumentar el flujo sanguíneo en esa zona.

4. Agarrense de las manos

Tomar de la mano a tu cariño es, bueno, dulce, pero, ¿te puede excitar? Absolutamente. “Incluso los pequeños actos de tocar a tu pareja hacen que liberes oxitocina, una hormona que puede aumentar la cercanía y la excitación”, dice Goldstein a Health.

El truco está en ser espontáneo, añade. Esa excitación repentina es lo que impulsa a tu cuerpo a bombear la oxitocina y otros neurotransmisores relacionados con la respuesta sexual, así que elige momentos inesperados para volverte un poco demandante.

5. Viste de rojo

Resulta que cuando los hombres usan el color de fuego son más atractivos para las mujeres, según un estudio de la Universidad de Rochester. “El rojo es un símbolo de estatus y poder, y eso excita a las mujeres”, explica el profesor de psicología Andrew J. Elliot, autor principal del estudio.

Así que, tan loco como parezca, anímalo a usar una camisa roja en una noche de cita… quizá se la quieras arrancar antes del postre.

6. Huele

Probablemente el olor de sudor del gimnasio no te pone de humor. Pero el aroma de tu pareja después de hacer ejercicio lo puede hacer. Oler su sudor puede aumentar el nivel de cortisol, la hormona del estrés, que puede incrementar la excitación, explica un estudio en el Journal of Neuroscience citado por Health.

Considera la posibilidad de ir juntos al gimnasio (se descubrió que hacer ejercicio también excita), o sólo acércate cuando entre después de hacer ejercicio. A continuación, a la ducha —juntos.

Via: Revista Health

Post relacionados