Ha surgido una nueva tendencia: las fiestas de feromonas (pheromone parties), en las cuales se pretende encontrar pareja basándose en el olor corporal.

Estas fiestas, que se han vuelto populares en Nueva York y los Ángeles, tienen un desarrollo muy sencillo, según explica Judith Prays, iniciadora del movimiento.

“Debes utilizar una playera para dormir durante tres noches seguidas para que se impregne de tu olor. Durante el día debes guardarla en el refrigerador, en una bolsa hermética, para que no se pierdan las feromonas; luego en la noche la sacas del refrigerador y la vuelves a utilizar”, explica Prays.

Después, hay que llevar la bolsa con la playera a la fiesta; en la entrada la prenda será etiquetada con una tarjeta numerada; azul para los hombres, rosa para las mujeres.

Cuando la fiesta inicia, las bolsas con las prendas son colocadas en una mesa, donde los invitados pueden tomarlas y olerlas. Si alguien encuentra un olor atractivo, se le toma una foto sosteniendo la bolsa, y su imagen es proyectada en una pantalla, para que el dueño de la playera pueda verla. “Si te parece que es una persona atractiva, puedes ir y hablar con ella, o dejarla pasar, si no te gusta”, comenta Prays.

De acuerdo con Prays, este método tiene como objetivo servir de alternativa a los sitios de citas por internet: “Estos sitios terminan pidiendo muchos datos sobre uno mismo, lo cual es molesto, además de que uno no sabe si la otra persona está mintiendo sobre lo que dice en la red; con las fiestas de feromonas pretendemos recuperar los aspectos primigenios del romance”, asegura.

Además, este nuevo “servicio de citas” asegura tener bases científicas: “Las feromonas ayudan a transmitir mensajes entre los animales y entre los humanos también; son pequeños mensajeros que pueden ayudarnos a saber si alguien es química y biológicamente compatible con nosotros como para formar una pareja”, explica el Dr. Charles Wysocki, del Monell Chemical Senses Center, quien ha brindado asesorías científicas al comité organizador de las fiestas de las feromonas.

Pero a todo esto, ¿qué son las feromonas? Según el Dr. Wysocki, las feromonoas son sustancias aromáticas excretadas por las glándulas sebaceas, ubicadas en la piel, que tendrían como objetivo enviar mensajes a otros miembros de la especie.

“El olor de cada uno de nosotros varía según diversos factores biológicos y psicológicos; este olor influiría en el comportamiento de la gente con la que tratamos, volviéndolas hostiles y alejándolas o haciéndolas más amables, por ejemplo”, asegura el Dr. Wysocki.

Asimismo, en diciembre del 2011, se publicó un estudio en el se encontró que los hombres que padecían o habían padecido alguna enfermedad de transmisión sexual tenían un olor distinto a los hombres saludables; lo que mostró que, en efecto, el olor puede ser útil a la hora de buscar pareja.

Post relacionados