Las personas que caminan al trabajo o a la escuela mientras escuchan música con auriculares quizás no deban hacerlo, ya que un estudio reciente de EE. UU. halla que las lesiones en este grupo de gente se han triplicado desde 2004.

El motivo, según investigadores de la Universidad de Maryland, es el uso de iPods y otros reproductores de MP3, que hace que las personas estén mucho menos conscientes de su ambiente, lo que incluye el tráfico.

“El uso de MP3 es común entre los adultos jóvenes y los adolescentes, y hallamos que las personas que usan auriculares están en riesgos de que los choquen y de sufrir lesiones o morir”, afirmó el investigador líder, en Dr. Richard Lichenstein, profesor asociado de pediatría del departamento de Investigación en Medicina Pediátrica de Emergencias del Hospital Pediátrico de Maryland.

“Estos peatones son chocados por coches, trenes, camiones, camionetas, autobuses y cosas así”, advirtió. “Alrededor del 70 por ciento de las lesiones fueron fatales, y más del 50 por ciento de las víctimas fueron chocadas por trenes”.

El informe aparece en la edición en línea del 16 de enero de la revista Injury Prevention.

Para el estudio, el equipo de Lichenstein usó el Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones de EE. UU., la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de EE. UU., y Google para hallar datos sobre las muertes y las lesiones entre los peatones que usaban auriculares de enero de 2004 a junio de 2011.

En ese periodo, hallaron 116 eventos de esa naturaleza. En 2004-05, se anotaron apenas 16 casos, pero la tasa casi se triplicó a 47 en 2010-11, informan los investigadores.

Alrededor de dos tercios de las víctimas tenían menos de 30 años de edad, y el accidente más común (55 por ciento) fue ser chocado por un tren. La mayoría de estos accidentes sucedieron en ciudades, y apenas 12 por ciento ocurrieron en áreas rurales.

En 70 por ciento de los casos el accidente resultó letal, y en tres de cada cuatro, los testigos habían visto a la víctima usar los auriculares justo antes del accidente. El sonido que provenía de estos auriculares probablemente ocultara el ruido exterior, dado que en 29 por ciento de los accidentes sonaron bocinas o sirenas justo antes de que la víctima fuera atropellada.

“Las personas que usan auriculares tienen que estar conscientes del ambiente exterior y del riesgo de los vehículos en movimiento, porque la música no solo distrae, sino que también bloquea los sonidos del tráfico, las bocinas o las sirenas”, advirtió Lichenstein. Los expertos llaman a este tipo de distracción “ceguera por falta de atención”.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. Carl Schulman, director de Educación sobre la Prevención de las Lesiones de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, señaló que un estudio anterior sugirió que cualquier forma de impedimento de la audición puede elevar el riesgo de lesión de una persona.

En un estudio de 1995 en Nueva Zelanda con casi 200 niños, los que sufrían de problemas (naturales) de audición tenían un mayor riesgo de ser chocados por un coche, en comparación con los niños que tenían una audición normal, apuntó Schulman.

Esto es similar a bloquear la audición intencionalmente con música que provenga de auriculares, así que no es sorprendente que el nuevo estudio observara un patrón similar entre las personas que usan reproductores de MP3, aseguró Schulman.

Lichenstein comentó que reducir el riesgo es sencillo. “Tenga el ambiente en cuenta. Sepa que existe el riesgo. Distraerse no es una idea muy buena, y tampoco lo es eliminar los sonidos que podrían ayudarle a vivir otro día”, enfatizó.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Post relacionados