El 32% de los españoles asegura que no ha ido al dentista desde hace más de un año, según se ha extraído del “II Estudio Internacional Bupa Health Pulse: Salud Dental” realizado por Bupa, la empresa matriz de Sanitas. A pesar de que los odontólogos recomiendan acudir a la consulta del especialista al menos una vez al año, casi un tercio de la población no cumple esta premisa.

El dato de baja asistencia al dentista desciende aún más (13%) si se cuantifican los pacientes que acuden cada seis meses. Este hecho se hace aún más llamativo al conocerse que el 37% de los ciudadanos ha tenido problemas bucales en 2011.

Estos datos se desprenden de una encuesta en la que han participado 1.048 españoles. En el mundo, se realizaron 13.373 entrevistas on-line en otros 11 países (Reino Unido, Australia, México, India, EEUU Brasil, China, Nueva Zelanda, Arabia Saudí, Tailandia y Hong Kong).

Estratificando los resultados obtenidos, se identifica a las mujeres como las más responsables por su salud bucal, ya que el 68% de ellas sí ha pasado una revisión dental este curso, mientras que los hombres sólo lo han hecho en un 61%. Sin embargo, el dato más preocupante es que hay un 11% de personas que no van al dentista desde hace cuatro años o más.

En cuanto a las franjas de edad, los que más han visitado al odontólogo han sido los españoles de entre 55 y 64 años, que lo han hecho en un 74%. La otra cara de la moneda la representan los jóvenes de entre 25 y 34 años, que sólo han acudido a la consulta en un 56% de los casos.

Unos dientes sanos mejoran la salud

A pesar de todos estos datos, que reflejan el poco cuidado por la salud dental que tienen los españoles, estos consideran en un 90% de los casos que unos dientes sanos mejoran el estado de salud. En este aspecto sigue siendo la mujer la más preocupada por su dentadura.

Los expertos del Grupo Sanitas recomiendan una buena higiene para prevenir la aparición de problemas como caries, llagas en la boca, hipersensibilidad dental o molestias en las encías. Por ello, indican que, además del cepillado y la seda dental habitual, conviene añadir una limpieza profesional en la consulta del dentista -circunstancia que sólo se produce en un 53/ de los pacientes.

Además, también es necesario seguir una buena alimentación en la que la fruta y la verdura adquieran un gran protagonismo. Por otra parte, dejar de fumar es un paso necesario para tener una buena salud dental, ya que dos de cada cinco de los españoles que se declaran fumadores aseguran haber sufrido problemas dentales en los últimos meses.
Via: EuropaPress

Post relacionados