Médicos estadounidenses aconsejan que los bebés duerman boca arriba para evitar el síndrome de muerte infantil súbita (SMIS). También recomiendan que duerman en un moisés con un colchón firme y en el mismo cuarto que los padres. Estas recomendaciones vienen recogidas en una conferencia de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), celebrada en Boston.

Entre otros consejos están que el bebé tenga un ambiente seguro de sueño y que no duerma en asientos de automóviles, en cochecitos de paseo ni en camas. En la guía también se recomienda no acostar a los bebés de costado porque es inseguro. La importancia de la atención prenatal y de los ambientes libres de humo son otros dos de los consejos que se puede encontrar en el libro.

La AAP, que es una organización conformada por 60.000 médicos pediatras, y que explicó por primera vez, en 1992, que los bebés debían ser colocados en cualquier posición que no fuera boca abajo para evitar el SMIS.
EUROPA PRESS

Post relacionados