En los Estados Unidos los niños tienen 4 veces más probabilidades de ser arrollados por un automovil en la noche de Halloween que en cualquier otra noche del año, según expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Advirtieron que los traumas oculares con objetos afilados y las quemaduras por los disfraces inflamables también son lesiones comunes en Halloween.

“Los niños deben salir a divertirse y pasar tiempo con la familia y los amigos. No deben tener que pasar Halloween en emergencias debido a alguna lesión que se hubiera podido prevenir fácilmente”, apuntó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians, ACEP) la Dra. Sandra Schneider, presidenta del colegio.

La Oficina del Censo de EE. UU. calcula que unos 40 millones de niños de 5 a 14 años seguirán la tradición de llamar a las puertas en Halloween.

La ACEP ofrece los siguientes consejos a los adultos que planifican la gran noche, para ayudarles a proteger a los niños de lesiones aterradoras:

  • Se debe animar a los centros comunitarios, centros comerciales o escuelas locales a organizar festividades de Halloween que permitan a los niños disfrutar de la ocasión sin caminar fuera de noche.
  • Si los niños salen de noche, asegúrese de que permanezcan en las aceras y obedezcan las señales de tráfico.
  • Recuerde a los niños que permanezcan juntos en el grupo, con al menos un chaperón adulto.
  • Asegúrese de que los niños estén conscientes de los peligros potenciales de los desconocidos, y recuérdeles permanecer en áreas familiares.
  • Evite las máscaras que bloqueen la vista de los niños y los disfraces que pudieran hacerles tropezar, como los pantalones muy flojos y los tacones.
  • Asegúrese de que la tela y los accesorios de los disfraces sean de materiales resistentes al fuego, como el nylon o el poliéster.
  • Evite que los niños se acerquen a calabazas encendidas.
  • Revise todos los dulces antes de que los niños se los coman, y tire cualquier cosa que no esté bien envuelta.
  • Lleve una linterna cuando salgan a pedir dulces, para aumentar la visibilidad.
  • Los accesorios de los disfraces, como las varitas y las espadas, deben estar hechos de materiales seguros y flexibles sin bordes afilados.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Post relacionados