Bruce A. Beutler, Jules A. Hoffmann y Ralph M. Steinman (quien fallecio el pasado viernes) han sido los ganadores del Premio Nobel de Medicina y Fisiología de 2011. Según ha anunciado la organización en un comunicado, estos científicos son merecederos de este reconocimiento por sus aportaciones en el ámbito de la inmunología y las vacunas.

La mitad del galardón ha sido concedida a Beutler y Hoffman por “sus descubrimientos relativos a la activación del sistema inmune”, mientras que la otra mitad ha recaído en Steinman por “su descubrimiento de la célula dendrítica y su papel en la inmunidad adaptativa”.

El estadounidense Bruce Beutler, el francés Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman se repartirán así el premio de 10 millones de coronas suecas (aproximadamente 1,08 millones de euros). Estos tres prestigiosos investigadores se unen así a la larga lista de premiados por la Academia sueca, que desde 1901 apoya el genio intelectual con estos galardones.

La inmunología es un ámbito que ya ha recibido “un buen número de premios Nobel”, según recuerda el doctor Manuel Juan, del Hospital Clinic de Barcelona y la Sociedad Catalana de Inmunología. Sin embargo, se trata de una especialidad “poco desarrollada en nuestro país”, según lamenta este experto.

“Hasta los años 90 no entró en la Universidad [española], a pesar de que hay gente dedicada a la inmunología desde el siglo XIX”, explica Juan. “Es una ciencia transversal que ha tardado en desarrollarse, pero el nivel de producción científica es muy alto”, añade.

Según ha destacado la Academia sueca, los descubrimientos que han sido premiados por el Nobel de Medicina han hecho posible el desarrollo de nuevos métodos para hacer frente a las enfermedades, como las vacunas de última generación o las terapias que luchan contra el cáncer a través de la activación del sistema inmunitario.

Por otro lado, estos hallazgos también son claves para entender por qué el sistema inmunitario a veces ataca a su propio organismo -como ocurre en las enfermedades autoinmunes, lo que ha arrojado nuevas pistas para encontrar tratamientos contra estos trastornos.

Post relacionados