Los cereales tipo muesli pueden disminuir la colonización gástrica de la bacteria estomacal denominada Helicobacter Pylori.

Según expertos y profesionales de la sanidad, la ingesta habitual de un preparado de muesli tiene una actividad frente al “Helicobacter Pylori“, bacteria causante de úlceras y gastritis, por lo que podría convertirse en una ayuda natural en la lucha contra las dolencias estomacales.

“Aunque suele entenderse por muesli a la mezcla de granos, frutos secos y frutas -su componente principal- con esta denominación también se designa a un producto con más ingredientes que también incluye lácteos, zumos de frutas y endulzantes”, explica la doctora Esther de la Paz, médica nutricionista experta en medicinas complementarias.

Según esta especialista, “algunas versiones de muesli incluyen ingredientes ajenos a su concepción original, como las semillas de sésamo, girasol o lino, así como el chocolate, coco, aceites vegetales y otros alimentos”.

Para la doctora De la Paz, “una de las versiones de muesli más completas se compone de copos de cereales (mejor integrales, ya que así sus nutrientes están completos), frutas frescas (sobre todo, las biológicas, cultivadas sin fertilizantes ni productos químicos) y frutos secos y desecados (excepto el coco, cuyas grasas se comportan en el organismo como saturadas, así como las pasas y otras frutas, que contengan conservantes a base de azufre)”.

El doctor Enrique Rey ha expuesto un estudio efectuado con personas infectadas con esta bacteria, quienes fueron sometidas a una prueba de ingesta de cereales tipo muesli, preparados con un huevo con actividad frente a la bacteria.

El resultado obtenido mostró cómo aquellas personas que ingirieron cereales tipo muesli activo experimentaron una mejoría frente a las que tomaron cereales sin actividad.

Según ha explicado el doctor Rey, “el efecto contra la bacteria lo produce un huevo con unas inmunoglobulinas (proteínas del sistema defensivo del organismo humano) especialmente desarrollado y obtenido de gallinas tratadas mediante técnicas de biotecnología”.

“En nuestro estudio hemos comprobado que el muesli es un vehículo o forma gastronómica ideal para hacer llegar este huevo especial al cuerpo, ya que tiene un sabor agradable, es digerible y conserva sus propiedades inmunológicas, manteniendo su actividad defensiva ante la HP sin degradarse”, ha argumentado.

“Así, los cereales tipo muesli pueden tener una actividad frente al HP y disminuyen la colonización gástrica de esta bacteria, aunque no curan la infección”, ha señalado el doctor Rey.

Según Manuel Díaz Rubio, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico, de Madrid, “es muy pronto para adelantar conclusiones, pero este tipo de cereal actúa como una especie de antígeno contra la bacteria”.

“Podría ser efectivo, pero quizá en una concentración mayor que la que se ingiere con este tipo de sustancias”, explicó.

Fuente: Terra.

Post relacionados