Ver televisión, consultar el correo electrónico, celular o iPad por la noche antes de irse a la cama (o en la misma), puede perturbar el sueño, según un estudio publicado hoy por la Fundación Nacional del Sueño en Estados Unidos.

La fundación que realiza anualmente una encuesta sobre los hábitos del sueño encontró que el 43% de los estadounidenses entre 13 y 64 años dice que rara vez o nunca pueden dormir bien por la noche durante la semana.

El estudio reveló que el uso de la tecnología de las comunicaciones antes de dormir es un fenómeno generalizado.

Casi todos los encuestados, el 95% dijo que ve la televisión o utiliza algún tipo de aparato electrónico como un ordenador, una consola de videojuegos o un teléfono móvil al menos una hora antes de acostarse.

El teléfono móvil además se ha convertido en un foco de alteración del sueño, ya que cerca de uno de cada diez jóvenes de entre 13 y 18 años, dice que son despertados todas o casi todas las noches por un mensaje de texto, una llamada de teléfono o un correo electrónico.

Dos tercios de los consultados señalaron que durante la semana no consiguen dormir lo que necesitarían para estar descansados.

La mayoría dijo que necesitan entre siete y siete horas y media para sentirse bien pero duermen, de media, seis horas y 55 minutos.

El 15% de los consultados entre 19 y 64 años y el 7% entre los jóvenes de 13 y 18 años dice que duermen menos de seis horas durante la semana.

“Esta encuesta explora la asociación entre el uso de los estadounidenses de las nuevas tecnologías de la comunicación y sus hábitos de sueño”, indicó David Cloud, director de la Fundación Nacional del Sueño.

“Mientras esas tecnologías se han convertido en algo habitual, está claro que tenemos que aprender más sobre su uso apropiado y dejarlas al margen para completar unos buenos hábitos de sueño”, agregó.

Otro de los descubrimientos es que los estadounidenses también toman pequeñas siestas para combatir el sueño durante el día, además del clásico remedio de tomar café.

En Estados Unidos una persona bebe en promedio un litro de café al día y apenas hay diferencia entre los diferentes grupos de edad estudiado.

La somnolencia es peligrosa a la hora de conducir, advierte esta fundación.

El 50% de los encuestados entre 19 y 29 años reconoció que había conducido con sueño al menos una vez en el último mes.

Más de un tercio de la generación X (entre 30 y 45 años), el 40% dijo que lo había hecho, mientras sólo el 28% los “baby boomers” (entre 46 y 64 años) lo hizo.

La Fundación Nacional del Sueño comenzó a analizar los hábitos del sueño de los estadounidense en 1991.

La encuesta anual 2001 la realizó la consultora WB&A Market Research con una muestra de población de 1.508 elegidos al azar de edades comprendidas entre los 13 y los 64 años y tiene un margen de error de 2.5 puntos porcentuales. EFE

Post relacionados