Una empresa londinense está ofreciendo un helado hecho de leche materna.

“The Icecreamists” una cadena innovadora en el rubro creó el helado Baby Gaga, el cual se agotó tan pronto como lo sacaron a la venta.

La compañía pagó a las mujeres que donaron su leche luego de que aprobaran los exámenes médicos.

La leche se pasteuriza y se mezcla con vainilla y limón. El platillo se sirve en un vaso de martini y cuesta 14 libras (272.54 pesos mexicanos).

Matt O’Connor, dueño de la heladería, dijo que su producto es orgánico y 100% natural.

La Agencia de Estándares Alimenticios de Inglaterra informó que no hay leyes específicas que prohíban que se comercien productos elaborados con leche humana, aunque se deben cumplir las normas generales de que el producto es seguro para su consumo. AP

Post relacionados