McNeil, una unidad del grupo farmacéutico y del cuidado de la salud Johnson & Johnson, inició un retiro voluntario de las tabletas antialérgicas Benadryl para niños, con sabor a cereza y uva, aduciendo insuficiencias en el proceso de fabricación.

El anuncio es un nuevo golpe para J&J, que se ha visto afectado en los últimos meses por los retiros masivos de numerosos productos de consumo, como el Tylenol y el Motrin para niños.

McNeil, una unidad de J&J dedicada a la fabricación de productos para el cuidado de la salud, dijo además que inició un retiro voluntario de Junior Strength Motrin Caplets, de 24 unidades, que se distribuyeron en Estados Unidos.

La compañía ha retirado cerca de 4 millones de paquetes de tabletas Benadryl para la alergia infantil y cerca de 800.000 frascos de Junior Strength Motrin Caplets, según un reporte de Bloomberg.
Reuters Health

Post relacionados