En zonas remotas de Zambia se puede conseguir el refresco en cualquier lugar, esto contrasta con la falta de medicinas en la misma zona.

Hoy en día, en esta área, uno de cada cinco niños muere antes de cumplir cinco años, la mayoría de la deshidratación que produce la diarrea.

En una región donde la tortuosa logística de llevar medicinas a la madres estaba matando niños, la Coca-Cola, sin embargo, estaba altamente disponible.

Simon Berry se percato de este sin sentido e ideo usar los mismos contenedores que transportan las bebidas para ahi transportar medicinas.

“Tenemos este contenedor en forma de cuña que se puede meter entre las botellas para utilizar el espacio vacío.

“Este paquete, en principio, podría llevar cualquier cosa a los mismos lugares donde llega la Coca-Cola siempre que no se necesite que llegue frío.

Por ahora, ColaLife, el grupo detrás del proyecto, se enfocará a proporcionar suministros para las madre primerizas, tales como sales de rehidratación oral utilizadas para tratar la diarrea.

Si embargo, a medida que crezca el proyecto, Berry dice que examinarán cada área para establecer qué medicinas son las que se necesitan desesperadamente.

Euan Wilmshurst, gerente para relaciones con los gobiernos de Coca-Cola, dice que preferiría compartir el “know how” que subyace a sus sistemas de distribución, en vez de contenedores o botellas.

“En vez de tomar nosotros la distribución física, lo que tiene sus bemoles, en esta etapa estamos tratando de impartir nuestro conocimiento respecto al manejo de nuestras cadenas de suministro, nuestras rutas a las áreas más remotas. Estamos compartiendo esa desarrollada capacidad con aquellos que tienen que lidiar con logística médica en países como Tanzania.”

Otros post