El alcohol puede ser hasta tres veces más dañino que la cocaína y el tabaco, de acuerdo a una nueva escala de daño que mide el impacto para los consumidores y la sociedad, aseveró un estudio publicado por la revista médica británica The Lancet.

La escala fue elaborada por el Comité Científico Británico en Drogas (ISCD), así como un especialista del Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y de Adicción a las Drogas, y ubicó a la heroína y al crack en el segundo y tercer por su capacidad de daño.

Además, el éxtasis causa un octavo de los perjuicios producidos por el alcohol.

La escala de medición considera los daños físicos y mentales, la adicción, los crímenes y el costo para la economía y la sociedad que genera cada sustancia.

David Nutt, presidente del ISCD, indicó que “apuntar agresivamente a los daños del alcohol es válido y una estrategia de salud pública necesaria”.

Nutt fue destituido en octubre de 2009 de su cargo como asesor en jefe del gobierno británico en materia de drogas, y formó el Comité Científico Indepediente en ese rubro para investigar esta clase de sustancias sin ningún tipo de interferencia política, recordó la BBC.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los riesgos ligados con el alcohol causan 2.5 millones de muertes por año debido a problemas cardiacos y hepáticos, así como accidentes de tránsito, suicidios y cáncer.

De acuerdo a la escala el alcohol tuvo un puntaje de daño de 72, la heroína 55 y el crack 54.

El alcohol daña a otras personas a través de delitos, impacto ambiental, conflictos familiares, problemas en la economía y de cohesión social.

Las sustancias fueron medidas sobre una escala de 100, valor que se dio para la droga más dañina y cero para la ausencia de daño.

El modelo concluye que heroína, crack y metanfetaminas o cristal, son más peligrosas para el individuo que el alcohol, pero éste, heroína y cocaína causan más daños al entorno social.

Al considerarse en su conjunto, alcohol, heroína y crack resultan las sustancias más dañinos, con una clara referencia la primacía de la peligrosidad del alcohol.

Esta escala va contra la clasificación de drogas oficial británica, pero los autores del estudio afirman que sus resultados dan una estimación precisa de los riesgos de las drogas para la toma de decisiones políticas.

Notimex

Post relacionados