La propagación del sida podría reducirse mediante la aplicación de un gel microbicida llamado Caprisa, según un estudio que se presenta hoy en la XVIII Conferencia Internacional sobre el Sida en Viena. Es un producto fabricado a partir del fármaco tenofovir, de Gilead Sciences Inc, que se usa como antirretroviral contra el VIH en mujeres.

Los científicos Salim y Quarraisha Abdool Karim, de la Universidad de KwaZulu-Natal, en Durban (Sudáfrica), que trabajan en el Programa de Investigación del Sida, puso a prueba el gel aplicándolo a 889 mujeres a modo de protección durante dos años y medio, a partir de 2007.

El resultado ha sido una reducción de las infecciones en un 39% en este grupo de mujeres de 18 a 40 años de edad, que no eran portadoras del virus al iniciarse el experimento. Después de 30 meses de aplicación, se contagiaron 98 de las participantes: 60 entre las que tomaron un placebo, 38 entre las que usaron el gel con tenofovir en una concentración del 1%. Es la primera vez que se obtienen resultados alentadores después de años de experimentos frustrados con microbicidas para aplicar en la vagina o el recto antes del sexo. La crema ya había dado resultados positivos en los ensayos previos con monos.

El resultado del estudio titulado ha sido publicado en la revista Science. La eficacia del gel todavía debe ser confirmada en una tercera fase de experimento que ya se ha iniciado con un grupo de 4.000 mujeres de alto riesgo.

Vía: El País

Post relacionados