Un estudio publicado en la revista médica estadounidense Hypertension mostró que la tensión arterial se reducía en un período de 24 horas tanto en pacientes que habían tomado pastillas de nitrato como en aquellos que bebían jugo de remolacha.

A mayores niveles de presión sanguínea, mayor será el impacto de los nitratos.

Esta investigación sugiere que podría existir un método más natural y la vez económico para reducir la hipertensión. Los nitratos también se encuentran en otros vegetales.

Un estudio previo realizado en el Reino Unido había llegado a la conclusión de que beber diariamente medio litro de jugo de remolacha, betabel o betarraga ayuda a disminuir significativamente la presión arterial en personas con valores normales.

Amrita Ahluwalia, autora del trabajo y profesora de farmacología vascular del Hospital Barts y de la Escuela de Medicina de Londres, dijo que no tenían pruebas de por qué esto ocurría.

“Demostramos que la remolacha y las cápsulas de nitrato son igualmente eficaces para reducir la tensión arterial, lo que indica que existe un contenido de nitrato en el jugo de remolacha en el que subyace su potencial reductor de las presión”, afirmó la doctora Amrita.

La investigación demuestra que el contenido de nitrato inorgánico existente en la remolacha o betabel se convierte en nitrito al ser ingerido y luego los jugos gástricos lo transforman en óxido nítrico.

Este gas tiene un efecto dilatador de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a mantener baja la presión.

El punto máximo en la reducción de la presión arterial tenía una correlación con la aparición de nitrito en el flujo sanguíneo.

Busquedas entrantes:

Post relacionados