Un nuevo análisis de cinco minutos podría reducir en más de 40% el número de muertes por cáncer de colon y recto, afirman científicos.

Los tumores colorrectales son la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo -después de los de pulmón- y cerca de la mitad de las personas que los desarrollan mueren debido a que a menudo se les detectan tardíamente.

La prueba, llamada Flexi-Scope, se lleva a cabo con un sigmoidoscopio flexible (un tubo delgado con una cámara) introducido en el recto para analizar la parte inferior del intestino grueso y extraer cualquier crecimiento anormal (pólipo) que puede volverse canceroso si no se trata.

Según los investigadores del Colegio Imperial de Londres, el análisis -que se lleva a cabo en personas de entre 55 y 64 años- ha logrado reducir la incidencia de cáncer colorrectal en 35% y su mortalidad en 43%.

Los expertos creen que la mayoría de los pólipos que podrían llegar a causar problemas están presentes en los individuos mayores de 50 años.

Y si se estos se extraen, las posibilidades de que se desarrolle la enfermedad pueden reducirse hasta en 80%, afirma la investigación publicada en la revista médica The Lancet.

“Nuestro estudio demuestra por primera vez que podemos reducir dramáticamente la incidencia de cáncer colorrectal y el número de personas que mueren por causa de esta enfermedad”, afirma la profesora Wendy Atkin, quien dirigió el estudio.

La científica agrega que, si se combina la prueba Flexi-Scope con el análisis actual de sangre para detectar cualquier crecimiento canceroso en el colon, “miles de vidas podrían salvarse”.

Los investigadores calculan que por cada 400 personas que se sometan a esta prueba puede salvarse una vida, y el principal costo sería la contratación de enfermeros especializados que puedan llevar a cabo el análisis.

Según los expertos, los resultados de este estudio “son uno de los más importantes avances en la investigación del cáncer en los últimos años”.

“No muy a menudo utilizamos la palabra ‘avance’, pero ahora tenemos una extraordinaria oportunidad de utilizar este procedimiento para reducir los niveles de cáncer de colon y recto”, dijo el doctor Harpal Kumar, director de la organización Cancer Research UK, que financió el estudio.

El experto afirmó que los gobiernos deberían establecer como prioridad agregar esta prueba a los programas nacionales de detección de cáncer.

“Un programa de este tipo -agrega- podría salvar miles de vidas y evitar a miles de familias el sufrimiento y ansiedad asociados con un diagnóstico de cáncer”.

Via: BBC

Post relacionados