El consumo de una cápsula diaria de aceite de pescado parece evitar los trastornos mentales en las personas en riesgo, afirma una investigación.

Los ensayos clínicos del suplemento mostraron que un tratamiento de tres meses parece ser tan efectivo como los fármacos, ya que lograron reducir en 25% la tasa de enfermedades psicóticas, como la esquizofrenia.

Los investigadores creen que los ácidos grasos omega-3 que contiene el aceite de pescado, que ya se sabe tiene beneficios para la salud del corazón, también podrían tener un impacto positivo en el cerebro.

Tal como señalan los científicos en Archives of General Psychiatry (Archivos de Psiquiatría General) contar con un remedio “natural” contra estos trastornos podría ser una noticia muy positiva.

“El hallazgo de que un tratamiento con una sustancia natural podría prevenir, o al menos retrasar, la aparición de un trastorno psicótico ofrece esperanzas de que podría haber alternativas para los fármacos antipsicóticos”, dicen los investigadores de la Universidad de Viena (Austria) y el Centro de Salud Juvenil Orygen de Melbourne (Australia) quienes llevaron a cabo el estudio.

Bien tolerados

Los fármacos antipsicóticos son muy potentes y pueden tener graves efectos secundarios, lo cual provoca que muchos pacientes dejen de tomarlos.

Los suplementos de aceite de pescado, por otro lado, son por lo general bien tolerados y fáciles de consumir, dicen los autores.

Los científicos probaron el tratamiento en 81 individuos, todos clasificados en alto riesgo de desarrollar trastornos psicóticos.

Estos individuos ya habían padecido síntomas moderados de psicosis, psicosis transitoria o tenían un historial familiar de trastornos psicóticos, como esquizofrenia.

En la prueba, la mitad de los individuos tomaron suplementos de aceite de pescado (1,2 gramos de ácidos grasos omega-3) durante 12 semanas.

La otra mitad tomó sólo una píldora placebo. Ninguno de los grupos sabía qué tratamiento estaba recibiendo.

El doctor Paul Amminger, quien dirigió el estudio, siguió a ambos grupos durante un año para ver cuántos participantes desarrollaban la enfermedad.

En el grupo de suplementos dos individuos desarrollaron un trastorno psicótico, pero 11 lo desarrollaron en el grupo del placebo.

Via: BBC

Post relacionados