Es un cereal casi mágico en medicina natural. El extracto de avena aumenta la libido y la fertilidad, de hecho los romanos la llamaban “aveo”, que significa deseo. Disuelta en agua caliente, potencia la sexualidad.

La avena es una planta de la familia de las poáceas, un cereal similar al trigo, arroz o cebada, con unas propiedades casi mágicas en el campo de la medicina natural.

Los romanos la utilizaban en grano para alimentar animales, hasta que descubrieron sus efectos prodigiosos en el terreno de la sexualidad. Es por ello que la llamaron “aveo”, que significa deseo.

Poder energético

Según los expertos en dietética y sexología, hoy día está demostrado que el extracto de avena, de venta común en herbolarios y centros especializados, es un excelente afrodisíaco, aumenta la fertilidad y la libido.

Posee mucho poder energético y es beneficios para personas con inapetencia sexual, escasa ganas de hacer el amor o problemas de impotencia. Una fórmula prodigiosa es su disolución en un recipiente de agua caliente, sola o mezclada con miel. Tomada en varias dosis, por la mañana y por la noche, potencia la actividad sexual.

Pero, además de en el campo del deseo sexual, la avena tiene otras cualidades magníficas. Su contenido en silicio la hace un buen diurético, que permite eliminar el ácido úrico.

Por ello, es muy aconsejable en enfermedades renales y del aparato urinario, problemas de micción o patologías reumáticas. Los dolores de reuma y lumbago mejoran sensiblemente con pasta de avena sobre la zona afectada.

En el aparato respiratorio, es muy útil para los tratamientos que requieran una acción expectorante y mucolítica. La tos, bronquitis, faringitis, inflamación de la laringe y pulmones se benefician de la toma de semillas de avena en dos litros de agua, repartidos durante el día en diferentes tomas.

También para la estética

Este cereal es también muy importante en uso externo, por lo que forma parte de muchos productos de estética como cremas, champús, lociones. La mascarilla de avena es cotizada por sus propiedades en la psoriasis.

Unas cucharadas de harina de avena, colocadas en un saquito o bolsa y aplicadas sobre la piel afectada, es calmante y mitiga la picazón y las irritaciones.

Extraordinaria es en el cuidado de la piel, para eliminar espinillas, granos, acné. Se utiliza sola o mezclada con limón, miel, aloé vera o clara de huevo, y resulta de gran poder nutritivo, hidratante y regenerador. En el caso de quemaduras o irritaciones solares, es una estupenda cataplasma.

En definitiva,la avena es un potente afrodisíaco y un remedio para mitigar cantidad de dolencias del organismo. Estimulante, en unos casos. Sedante, en otros.
EFE Reportajes

Post relacionados

  • Usos de la avena para la cosmética

    Las propiedades dermatológicas de la avena o avena sativason muchas y muy variadas. Sus partículas absorben la suciedad y los residuos...

    Pubblicato il: