El consumo de café podría ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata avanzado, afirma una investigación en Estados Unidos.

Los investigadores de la Escuela Médica de Harvard descubrieron que los hombres que consumían mucho café tenían 60% menos riesgo de desarrollar tumores agresivos y letales en la próstata que los que no tomaban la bebida.

El café, dicen los científicos, tiene un efecto en la forma como el organismo descompone el azúcar y también en los niveles de la hormona sexual. Y se sabe que ambos están vinculados al cáncer de próstata.

Los expertos subrayan, sin embargo, que todavía es muy pronto para que los médicos comiencen a recomendar a sus pacientes hombres que beban café regularmente.

El estudio, presentado durante la conferencia anual de la Asociación Estadounidense de Investigación de Cáncer, fue llevado a cabo con cerca de 50.000 hombres.

Los investigadores registraron los hábitos de consumo de café regular y descafeinado de los participantes cada cuatro años durante 10 años.

Durante ese tiempo, 4.975 de esos hombres desarrollaron cáncer de próstata. Y aquellos que bebían más café desarrollaron menos tumores agresivos en la próstata que quienes no tomaban la bebida.

“Pocos estudios han analizado de forma prospectiva esta asociación y ninguno había investigado la asociación del café con los resultados específicos del cáncer de próstata”, dice Kathryn Wilson, quien dirigió el estudio.

“Nosotros analizamos específicamente los diferentes tipos de cáncer de próstata, como cáncer avanzado frente al cáncer localizado, o cáncer de alto grado frente a cáncer de bajo grado”.
Elemento clave

Tal como señala la doctora, la cafeína no es el elemento clave de esta asociación pero hasta ahora no están seguros de qué componentes del café podrían estar teniendo ese efecto positivo.

Se sabe, sin embargo, que el café contiene muchos compuestos biológicamente activos, como minerales y antioxidantes, que limitan el daño a los tejidos causados por la liberación de energía en las células.

“Muy pocos factores del estilo de vida han sido vinculados de forma consistente con el riesgo de cáncer de próstata y en especial con el riesgo de una enfermedad agresiva” dice la investigadora.

“Así que será muy interesante si logramos confirmar esta asociación en otros estudios”.

Los investigadores subrayan que será necesario llevar a cabo más estudios antes de poder recomendar el consumo de café a los pacientes.

Pero agregan que este estudio revela que no hay razones para dejar de tomar la bebida por temores sobre el cáncer de próstata.

Via: BBC

Post relacionados