Una investigación reciente sugiere que los pacientes no necesitan temer tanto a las náuseas y al vómito posquirúrgicos si toman dextrosa, una forma de glucosa.

“Como una de las complicaciones posquirúrgicas más comunes, [el vómito y las náuseas] siguen siendo una de las causas principales de menor satisfacción del paciente después de la cirugía”, señaló en una declaración la Sra. Susan Dabu-Bondoc de la facultad de medicina de la Yale, una de las autores de un estudio reciente. “Junto con la incomodidad, los efectos adversos pueden ser extensivos y podrían incluir aspiración, abertura de las suturas, estadías hospitalarias prolongadas, admisión no anticipada luego de cirugía ambulatoria y retorno retardado de la capacidad de un paciente para realizar sus actividades diarias”.

Los investigadores, que debían publicar sus hallazgos el domingo en la reunión anual de la Sociedad Estadounidenses de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists) en Nueva Orleáns, informan que asignaron a la mitad de 56 pacientes de cirugía para que recibieran dextrosa inmediatamente después de la cirugía. La otra mitad recibió un placebo.

Se programó que los pacientes se sometieran procedimientos ginecológicos laparoscópicos e histeroscópicos. Los pacientes fueron tratados con anestesia general y recibieron una dosis de un medicamento llamado antiemético, que puede prevenir algo de náuseas y vómitos.

Los investigadores hallaron que los que recibieron dextrosa estaban en riesgo mucho más bajo de desarrollar náuseas y vómitos. También fueron dados de alta de la unidad de atención posquirúrgica más pronto que los otros.

“A la luz de la facilidad y del bajo riesgo de administrar dextrosa después de la cirugía y su beneficio aparente para la atención y la satisfacción del paciente, este tratamiento terapéutico se debe considerar para intentar prevenir o reducir [las náuseas y el vómito] para los pacientes en el período de recuperación inmediata”, señaló Dabu-Bondoc.

Hizo un llamado para más investigaciones para comprender exactamente cómo la administración de dextrosa previene náuseas y vómitos.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Post relacionados