El presidente de EEUU, Barack Obama, ha anunciado el fin de la prohibición para las personas infectadas por el virus del sida (VIH) de viajar a Estados Unidos, un veto vigente desde 1987.

La orden para cancelar esa prohibición se emitirá el lunes y entrará en vigor a comienzos de 2010, una vez que haya transcurrido un periodo de espera de sesenta días, según ha declarado Obama en un acto en la Casa Blanca para firmar la prórroga de un programa de lucha contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

“Hace 22 años, en una decisión basada en el miedo más que en los hechos, EEUU impuso la prohibición de que quienes portaran el virus del sida pudieran entrar en su territorio. Hablamos de eliminar el estigma de esta enfermedad, pero eso no nos impedía tratar como una amenaza a quienes nos visitaran o vivieran entre nosotros”, declaró el presidente.

Agregó que “si queremos ser un líder global en la lucha contra el sida y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) tenemos que actuar como tal”.

Por eso, subrayó que su gobierno publicará el lunes un reglamento definitivo que “eliminará la prohibición con efecto inmediatamente después de Año Nuevo”.

EEUU es uno de la docena de países que prohíben la entrada a los enfermos de sida, una medida que ha impedido que se celebren congresos de importancia sobre la enfermedad en su territorio en las últimas dos décadas. EFE

Post relacionados