En estudios de investigación realizados en los Estados Unidos y Canadá, se detectó que ciertos biberones plásticos, los de policarbonato, contienen en su composición una sustancia tóxica, el bisfenol-A (BPA, según las siglas en inglés). Este componente sintético tiene efectos similares a una hormona humana, el estrógeno, y ha inducido cambios celulares en animales de laboratorio.

La toxicidad se produce al momento de la esterilización, ya que al hervirlos o al usar el microondas desprenden esta sustancia tóxica.
El 95 por ciento de los biberones están hechos de policarbonato y si se expone el biberón al agua hirviendo o al calentamiento por microondas, el bisfenol-A se libera 55 veces más rápido de lo normal.

De acuerdo a la investigación, 19 biberones de policarbonato fueron analizados y todos desprendieron el bisfenol-A al ser calentados, por lo que se solicitó su eliminación en éste y otros recipientes para alimentos y bebidas.

Use biberones de vidrio o elaborados con plástico libre de BPA.

Post relacionados