Un grupo de científicos en Estados Unidos descubrió un nuevo método para regenerar el tejido del corazón.

Investigadores del Hospital Infantil de Boston hallaron un mecanismo para recrear el tejido cardíaco después de un ataque al corazón, en pacientes con fallo cardíaco o en niños con defectos congénitos en el corazón.

En esos tres casos –infartos, insuficiencia cardíaca o deformaciones hereditarias- los tejidos musculares que forman el corazón no pueden regenerarse por sí solos.

Pero según los resultados de este estudio, publicado en la revista estadounidense Cell, las células se pueden estimular para que se copien a sí mismas.

El ingrediente clave es una proteína llamada neuregulina1 (NRG1) que juega un papel en el desarrollo inicial del corazón y el sistema nervioso. La proteína puede originar el crecimiento de células cardíacas y una restauración de las funciones del corazón.
Puerta abierta

Los resultados fueron obtenidos mediante inyecciones sistemáticas de la neuregulina1 en ratones de laboratorio a los cuales los científicos habían provocado ataques al corazón.
Cerdos

El próximo paso es probar la sustancia en cerdos.

Al inyectar la proteína en los ratones vivos todos los días durante 12 semanas, la regeneración cardíaca aumentó y el funcionamiento del corazón mejoró en comparación con los animales de control no tratados.

Durante mucho tiempo se creyó que el corazón no podía repararse a sí mismo. Después del nacimiento, los cardiomiocitos (células musculares del corazón) suelen dejar de seguir el ciclo celular, lo que significa que dejan de dividirse y proliferar.

Sin embargo, estudios recientes demostraron que algunas células podían reproducirse en los adultos. Este nuevo estudio confirma esto y, además, muestra que la NRG1 puede acelerar significativamente ese proceso.

Posibles pruebas en humanos

La idea del equipo de investigadores es que los pacientes reciban infusiones diarias de NRG1 durante un período determinado.

De todas maneras,el Dr. Bernhard Kühn -uno de los autores del estudio- dijo que aún faltan más ensayos para que se pueda probar en humanos de manera segura.

Los científicos afirman que con este trabajo pueden ofrecer una alternativa a la terapia con células madre, que está muy poco probada aún y supone el riesgo de daños colaterales.

Según explicó Kühn a la revista Cell, “aunque se han llevado a cabo muchos esfuerzos centrados en estrategias basadas en las células madres, nuestro trabajo sugiere que las células madre no son necesarias y que la estimulación diferenciada de los cardiomiocitos para que proliferen podría ser una alternativa viable”.

El próximo paso será probar esta terapia en cerdos, que tienen más en común con los humanos que los ratones.

El profesor Jeremy Pearson, director médico de la British Heart Foundation (Fundación Británica del Corazón), dijo: “Este fascinante estudio prueba, extraordinariamente, que una parte importante de las células del corazón de ratones adultos puede copiarse así misma y ayudar a reparar corazones dañados”.

“Si se puede probar que este mecanismo funcionaría en humanos, habrá posibilidades reales nuevas y más eficientes de tratar a los pacientes con cardiopatías”, dijo.

Via: BBC

Post relacionados