El fármaco Zocor (simvastatina), que es una estatina para reducir el colesterol, inhibiría la capacidad del organismo de reparar el tejido nervioso, publicó The American Journal of Pathology.

Los resultados de un estudio animal sugieren que el uso de Zocor altera la remielinización, que es el proceso por el que se forma la capa grasosa externa de las células nerviosas.

Varios trastornos neurológicos, el más evidente es la esclerosis múltiple, incluyen la pérdida de esa capa, que protege a los nervios y los ayuda a transmitir las señales con más rapidez.

Las estatinas se están usando en estudios clínicos para el tratamiento de la esclerosis múltiple debido a su capacidad de mejorar los síntomas en modelos animales con la enfermedad.

Pero existen evidencias de que las estatinas dañarían a las células que realizan la remielinización.

El equipo de la doctora Veronique E. Miron, de la McGill University, en Montreal, Canadá, investigó los efectos a largo plazo de la terapia con Zocor en una forma experimental de esclerosis múltiple en animales de laboratorio.

El tratamiento con Zocor durante cinco semanas, pero no durante tres, alteró la remielinización. El equipo opina que Zocor produce ese efecto porque inhibe el desarrollo de las células responsables de la remielinización.

Para el equipo, los resultados destacan la importancia de controlar los efectos a largo plazo de los fármacos que pueden ingresar y lesionar al cerebro y la médula espinal.

FUENTE: The American Journal of Pathology, 6 de abril del 2009

Reuters Health

Post relacionados