Científicos de la Universidad de Nápoles, en Italia, aseguran que el ácido sulfhídrico que sale de los volcanes podría ser una solución para la disfunción eréctil.

El mineral podría favorecer el flujo en los vasos sanguíneos, con lo cual se reduciría la impotencia.

Post relacionados