La farmacéutica Novartis desafió a la Organización Mundial de la Salud al anunciar que no distribuirá gratuitamente a los países pobres la vacuna contra la gripe porcina (oficialmente conocida como virus H1N1).

El grupo suizo señaló, en declaraciones al diario británico Financial Times, que podría ofrecer un precio de descuento a naciones de bajos ingresos, pero no donaciones.

“Si uno quiere que la producción sea sostenible, se deben crear incentivos financieros”, dijo Daniel Vasella, jefe ejecutivo de Novartis.

Opine: ¿Cómo se proteje del virus AH1N1?

Para Vasella, son los países en desarrollo o los países ricos que tienen programas de ayuda los que tienen que financiar los costos de la producción de vacunas.

Dosis, a US$10

La directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, declaró la semana pasada que el brote de gripe porcina se había convertido en pandemia y llamó a las farmacéuticas a ser solidarias.

Empresas como GlaxoSmithKline, se han comprometido a donar millones de dosis a los países de pocos recursos.

La vacuna no está aún lista, pero los grandes productores como Sanofi, Novartis y GlaxoSmithKline afirman que tienen ya en marcha la producción de miles de millones de dosis para proteger contra el virus H1N1.

Se necesitarán unos cuatro meses antes de poder disponer de una inoculación que sea segura y eficaz.

Lea: ¿Y la vacuna contra la gripe porcina?

Novartis estima que la vacuna costará al menos entre US$10 y US$15 la dosis, y más para pedidos pequeños.

Via: BBC Mundo

Post relacionados