La Organización Mundial de la Salud dijo a sus países miembros el jueves que declarará la pandemia de gripe humana, la primera epidemia mundial del gripe en 41 años.

La incidencia del mal está en aumento en Estados Unidos, Europa, Australia y Sudamérica.

En un comunicado a los países miembros, la OMS dijo que resolvió elevar el nivel de alerta de la fase 5 a la fase 6, lo cual significa que ha comenzado un brote global de la influenza humana. La agencia de salud de la ONU tomó la decisión luego de una reunión de emergencia con especialistas.

Ayer, la directora general de la OMS mantuvo contactos telefónicos con los ministros de salud de los países más afectados por el virus.

Chaib dijo a Efe que Chan consultó “con los ministros de los 7 u 8 países más afectados”.

España se encuentra entre los 8 países con más casos de gripe A, unos 300, después de EU, que supera los 13 mil, México, con cerca de 6 mil, Canadá, con más de 2 mil y Australia que ya ha superado el millar de casos.

Japón, España, Reino Unido y Chile son los otros países con más número de afectados.

La OMS reconoció esta semana que la declaración de una pandemia es inminente y que si no lo ha hecho aún es porque está preparando al mundo para que se entienda ese paso correctamente.

“El virus se sigue extendiendo por el mundo, y la actividad del mismo se está incrementando en distintos países. Estamos cada vez más cerca de una situación pandémica, pero la OMS está trabajando duro para preparar a los países, a la gente”, dijo el director general adjunto, Keiji Fukuda.

“Queremos que se entienda muy bien que si declaramos la fase 6 de pandemia, eso significa que el virus se extiende y que hay contagios estables en comunidades en países de distintas regiones”, señaló Fukuda.

Pero aclaró “eso no significa que el virus se haya hecho más grave, que la enfermedad sea más severa o que haya aumentado la tasa de mortalidad”.

Chan espera a tener una prueba concluyente de que el virus se transmite ya en comunidades fuera de la primera región afectada, Norteamérica, para declarar la pandemia, lo que al parecer ya ha ocurrido en Australia.

También preocupa a la OMS el rápido incremento de los casos en Chile, otro país del Hemisferio Sur.

Según el último balance de la OMS, los casos de infectados por el virus AH1N1 en el mundo ascienden ya a 27 mil 737 en 74 países, entre ellos 141 fallecidos, desde que se declaró el brote a finales de abril.

Post relacionados