Una de las cosas que muchas veces olvidamos prever en nuestras casas o departamentos son los incendios, la facilidad con que un pequeño fuego se puede salir de control es mucha y en pocos minutos este se puede hacer incontrolable de no tener a la mano un extintor o si el presupuesto lo permite un detector de humo.

Extintores

Por su tamaño los extintores se dividen en portátiles y móviles. Extintores portátiles serían los que tienen un peso de hasta 20 kg de peso en total, considerando, a su vez, entre los mismos extintores portátiles manuales, hasta 20 kg y extintores portátiles dorsales hasta 250 kg.

Cuando un extintor pese más de 30 kg se considera móvil y debe llevar ruedas para ser desplazado.

Distintos tipos de extintores:
Se clasifican: A,B,C,D. Es importante utilizarlo correctamente y el tiempo de vaciado de un extintor de incendio es de segundos, antes de usarlo deberá planificar muy bien donde y como lo utilizará. Hay distintos tipo de extintores, no todos sirven para todos los fuegos.

Extintores Tipo”A”:
Son extintores que contienen agua presurizada, espuma o químico seco, combaten fuegos que contienen materiales orgánicos sólidos y forman brasas. Como la madera, papel, plásticos, tejidos, etc. Actúa por enfriamiento del material y remojando el material para evitar que vuelva a encenderse.

Extintores Tipo”B”:
Son extintores que contienen espuma, dióxido de Carbono, los de uso múltiple de químico secos común y de halón; y se utilizan en los incendios provocados por líquidos y sólidos fácilmente inflamables: aguarrás, alcohol, grasa, cera, gasolina, etc. Impiden la reacción química en cadena.

Extintores Tipo”C”:
Son los de gas carbónico o dióxido de carbono, el químico seco común, los extintores de fuego de halón y de químico seco de uso múltiple; son los recomendados para incendios provocados por equipos electrices. Como los electrodomésticos, interruptores, cajas de fusibles y herramientas eléctricas. Los de Dióxido de Carbono hay que usarlos con poca presión, por que con mucha potencia pueden esparcir el fuego. Impiden la conducción de la corriente eléctrica. IMPORTANTE: NUNCA UTILIZAR EXTINTORES DE AGUA PARA COMBATIR FUEGOS GENERADOS POR EQUIPOS ENERGIZADOS.

Extintores Tipo”D”:
Son de polvo seco especial para ser utilizados en incendios que intervienen metales que arden a mucha temperatura y necesitan mucho oxigeno para su combustión y que con el agua o químicos reaccionan violentamente. Enfrian el material por debajo de su temperatura de combustión.

¿Cómo se utiliza un extintor?
1º) Se debe descargar el extintor hacia la base de la llama, aun apagado vaciar el extintor hasta asegurar que se ha apagado totalmente y no hay peligro que se vuelva a encender.

2º) Para que un extintor sea efectivo debe utilizarse correctamente. Aun que el momento es muy complicado, se debe pensar antes de actuar, tendrá solo unos segundos y el atropello solo le servirá para vaciar el extintor y no solucionar el problema.

3º) Apuntando la abertura de salida del extintor hacia la llama apriete el gatillo manteniendo el extintor en posición vertical.

4º) Mueva la salida del extintor de izquierda a derecha abarcando toda el área del fuego.

5º) No combata un incendio de espalda al fuego, siempre tiene que tener a la vista la zona de fuego, puede encontrarse atrapado.

6º) En el caso que esto no fuera suficiente, abandone inmediatamente el lugar donde se encuentra el fuego y llame a los bomberos. No arriesgue su vida.

Detector de humo

Detectores de humo:
Un detector de humo necesita que le entre suficiente humo antes de activarse la alarma y por lo tanto, debe de encontrarse próximo al lugar de inicio del incendio. El detector de humo necesita estar a menos de 7 metros del fuego para responder rápidamente. También necesita estar en una posición donde su alarma pueda ser escuchada en toda la casa, para así despertarle a usted y a su familia a tiempo para que todos puedan escapar.

Un único detector de humo puede darle bastante protección si está adecuadamente instalado, pero la mayoría de los hogares pueden requerir dos o más detectores para garantizar que se active el detector independientemente del punto en que se origine el incendio o que se escuche la alarma desde cualquier punto de la casa.

Para una máxima protección se deberán instalar detectores de humo en todas las habitaciones donde sea probable que se inicie un incendio. El primer detector de humos deberá ser colocado entre la zona de dormitorios y los principales focos de incendio (salón de estar o cocina por ejemplo).

Pero no deberá de haber más de 7 metros (10 pasos) desde la puerta de cualquier habitación donde pueda iniciarse un incendio y bloquear su salida de la casa.

Mantenimiento:
Tanto los extintores como los detectores de humo necesitan de mantenimiento, en los casos de los extintores de verificar los niveles, que el seguro pueda ser quitado con facilidad.

En los detectores de humo hay que cambiar periódicamente las pilas (aunque hay algunos que se conectan al cableado eléctrico).

Para evitarlo, algunos están diseñados para emitir una señal de baja batería. También es posible que incorporen un botón de prueba, lo que permite verificar su funcionamiento. Los que no lo tienen pueden ser probados usando humo artificial.

Hay que mantenerlos limpios, sobre todos los cercanos a la cocina pues el cochambre podría afectar su funcionamiento.

Busquedas entrantes:

Post relacionados