Poner música alrededor de los recién nacidos aliviaría el dolor causado por procedimientos médicos de rutina, sugirió un estudio publicado en Archives of Disease in Childhood.

Las unidades de cuidados neonatales cada vez están usando más música para calmar a los bebés mientras se les realizan procedimientos comunes dolorosos, más allá de la falta de evidencia sólida de su utilidad, indicaron los autores del estudio.

Para investigar más el tema, el doctor Manoj Kumar y sus colegas de la University of Alberta en Canadá revisaron sistemáticamente nueve ensayos controlados al azar, publicados entre 1989 y el 2006, que observaron el valor de la “musicoterapia en los recién nacidos”.

Las canciones de cuna eran las más comúnmente seleccionadas en los estudios. Los meta análisis incluyeron tanto a bebés nacidos a término como prematuros.

Pese a que no pudieron lograr conclusiones definitivas, los investigadores indicaron que hallaron un buen acuerdo de que la evidencia preliminar respalda “los beneficios terapéuticos de la música”.

Uno de los estudios de “alta calidad” revisados halló que la música durante una circuncisión ayudaba a disminuir el ritmo cardíaco de los bebés, limitaba el dolor y mejoraba los niveles de oxígeno.

Otros beneficios de la música fueron calmar a los bebés y a los padres, el aumento de peso más rápido entre los recién nacidos prematuros y menores estadías hospitalarias.

“Hay evidencia preliminar para sugerir que la música tendría efectos beneficiosos en términos de (…) reducción del dolor durante procedimientos médicos dolorosos”, concluyeron Kumar y colegas.

No obstante, el equipo señaló que se necesitan más ensayos para confirmar estos resultados.

Reuters Health  FUENTE: Archives of Disease in Childhood, online 27 de mayo del 2009

Post relacionados