La Organización Mundial de la Salud cree que la vacuna contra la gripe AH1N1 sólo estaría lista para empezar a ser fabricada a mediados del verano, según dijo hoy el “número dos” del organismo, Keiji Fukuda.

Pero aclaró que la OMS todavía no ha decidido recomendar la producción y que están siguiendo la evolución del virus.

“Estamos en el estadio más básico del desarrollo de la vacuna. Actualmente estamos desarrollando los llamados “virus candidatos”, que después entregaremos a las empresas (fabricantes de vacunas), un proceso que terminará para finales de junio o principios de julio”, señaló.

“Luego se podría empezar a hacer las pruebas necesarias y el desarrollo de la vacuna, pero calculamos que sólo en algún momento del verano (del hemisferio norte) se podría empezar la producción”, agregó Fukuda, en conferencia de prensa.

Sin embargo, el director adjunto de la OMS afirmó que el organismo de salud aún no ha dado la luz verde para la producción y que no se ha tomado una decisión sobre a quién se debería vacunar, si debe haber una vacunación masiva o no, y otros aspectos.

Y ello porque, de momento, aunque “está claro que el virus se está extendiendo” por el mundo, la levedad de la mayoría de los casos registrados hace que la decisión sobre la vacunación sea más difícil, reconoció el responsable de la OMS.

Fukuda confirmó, por otra parte, que la OMS está en pleno proceso para reajustar las llamadas fases de alerta pandémica y para revisar los criterios que justificarían pasar a la fase 6, de pandemia mundial, desde la actual 5.

La razón es que durante la Asamblea Mundial de la Salud celebrada la semana pasada, numerosos países solicitaron a la OMS que no se siguiera la normativa consensuada por los países miembros para declarar una pandemia de gripe, y se tuvieran en cuenta factores como la gravedad de la enfermedad, además de la expansión del virus.

“Vamos a reunir, probablemente la próxima semana, a un grupo de científicos y expertos en salud pública, por videoconferencia y teléfono, para que den sus opiniones sobre cómo definir los criterios para las fases y para declarar una pandemia”, señaló Fukuda.

El responsable de la OMS recordó que las actuales fases que sirven para que los países se preparen ante una posible pandemia de gripe se acordaron después del brote de gripe aviar, que era mucho más grave que la actual en términos de enfermedad y mortalidad.

Según el sistema actual, para pasar de la fase 5 de “inminente pandemia” a la 6 y última, se debe comprobar un contagio comunitario en una región que no sea la misma donde se produjo el primer brote, en este caso en Norteamérica.

Según el último balance de la OMS, se han registrado un total de 12,954 casos en 46 países, incluyendo 92 fallecimientos. EFE

Post relacionados