Los especialistas del Programa Universitario de Plantas Medicinales de la UACh, encabezados por Érick Estrada Lugo, iniciaron hace más de 30 años un proyecto para disminuir las muertes provocadas por enfermedades cardíacas y circulatorias en México.

En el norte de Guanajuato encontraron en forma silvestre a la Yerba del Sapo que tenía propiedades para disminuir los índices de colesterol en el cuerpo humano. Luego de modificarla genéticamente en los laboratorios de Chapingo, los investigadores hallaron que además de combatir el exceso de colesterol tiene otras bondades.

Disminuye triglicéridos, ácido úrico, piedras en hígado y riñón, arteriosclerosis, hipertensión arterial, cardiopatías, embolias, trombosis, impotencia, problemas de la próstata, angina de pecho e infartos cardiacos o cerebrales, y es un poderoso auxiliar en el tratamiento de diabetes, artritis, asma, cáncer, várices y otras enfermedades crónicodegenerativas.

Otra característica descubierta de la Eryngium heterophyllum, nombre científico de la Yerba del Sapo, es que en 100 gramos concentra 12% de proteína —similar al huevo— lo que la convierte, además, en un suplemento alimenticio.

La Yerba del Sapo es el único medicamento a nivel mundial que elimina por completo el colesterol en el cuerpo humano. Desde 1992, año en el que empezaron los tratamientos en humanos, más de 34 mil personas han probado la Yerba del Sapo con resultados positivos para su salud.

Muchos de ellos, recordó Érick Estrada, fueron desahuciados por instituciones de salud pública en el país y buscaron en Chapingo una última oportunidad de vida que consiguió la mayoría.

Los estudios efectuados en la institución agrícola en pacientes con diabetes, insulino-dependientes, revelaron que después de consumir la Yerba del Sapo requirieron menor insulina para controlar los niveles de glucosa. Eso significa que se reduce la resistencia a la insulina cuando disminuyen los niveles de colesterol, indican los resultados.

Los investigadores proponen que para el control de la diabetes se deben considerar los niveles de colesterol del paciente, en especial si ha consumido colesterol oxidado.

Plantean una prueba de tres meses consumiendo las fórmulas desarrolladas por los académicos de Chapingo para garantizar la limpieza de los receptores de insulina.

A raíz del éxito de la yerba surgieron en el mercado muchas versiones pirata que ofrecen los mismos resultados, pero la única que garantiza al enfermo que su salud mejore, es la que se distribuye en las instalaciones de la institución ubicada en Texcoco (Tels. 01 595 95 5 79 23 y 01 595 95 50923), donde se consulta al paciente de manera gratuita, aseguró Estrada Lugo.

También, en la Unidad de Congresos del Centro Médico Siglo XXI se vende el producto, ahí no se ofrecen consultas, sólo en Chapingo. Estrada explicó que un laboratorio transnacional ofreció comprar la fórmula de la a la UACh, pero él se negó porque los empresarios pretendían comercializar el frasco de 240 gramos en 600 pesos, mientras en Chapingo se vende en 80 pesos.“La idea es ayudar a curar a la gente, no lucrar con su enfermedad”, dijo. Datos de la Secretaría de Salud establecen que al término del siglo XX una persona moría cada siete minutos debido a padecimientos cardíacos y circulatorios.
Via: El Universal

Otros Nombres: Yerba del sapillo
Nombre Cientifico: Eryngium Heterophyllum Engelm

Busquedas entrantes:

Post relacionados