Si México no hubiese tomado las medidas de distanciamiento social, protección personal y atención médica oportuna para enfrentar la influenza A, el virus podría haber matado al menos a ocho mil 605 personas, según un modelo de impacto potencial elaborado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) divulgado el viernes.

En el escenario de ese modelo sin medidas de control, también habrían ocurrido alrededor de 30 mil hospitalizaciones más a las que ocurren con regularidad y alrededor de 4.5 millones de consultas ambulatorias, dijo el analista de la OPS, Óscar Mújica, quien presentó el estudio.

El especialista aseguró que el modelo realizado es ”ilustrativo”, aunque ”bastante conservador”.

Para realizar el modelo tomaron como base que cada enfermo contagia en promedio a entre 1.4 y 1.6 personas; que el tiempo de generación entre el inicio de síntomas del enfermo y el comienzo de los síntomas del contagiado es de 3.2 días.

También supusieron que 10% se infectaría con el virus A-H1N1, ”un estimado bastante conservador y también suponemos que la onda epidémica dura entre 8 y 10 semanas, acorde con lo que se ha observado en otras situaciones”, dijo Mújica. AP

Post relacionados