Tansy Huws, una mujer británica que vive en la capital de México nos cuenta su experiencia:

He estado viviendo en México por sólo tres semanas. Los síntomas comenzaron el pasado domingo (19 de abril) cuando llegué a casa.

De un minuto a otro me dieron náuseas y fiebre muy alta. Simplemente no pude levantarme de la cama durante toda la semana.

El viernes en la noche recibí una llamada de una amiga preguntándome qué pasaba conmigo.

Cuando le hablé de los síntomas me dijo que llamara a la embajada británica. Ellos me dijeron que llamara al hospital.

El personal del hospital me indicó que no tomara ninguna medicina para que no desaparecieran los síntomas y pudiese ser diagnosticada.

La prueba fue muy simple, sólo me hicieron preguntas y midieron mi presión arterial.

Me recetaron Tamiflu y ahora me estoy sintiendo mucho mejor.

Les pregunté si tenía gripe porcina pero no estaban muy seguros, la información no fue muy buena.

Creo que la gripe porcina es muy diferente de un resfriado común porque yo simplemente no me pude levantar de la cama.

Creo que la gente muy enferma no podrá ir al hospital y la gente que puede ir es aquella que no tiene gripe porcina”.

Aún existe poca información sobre cómo surgió de un día para otro este violento brote de gripe porcina.

Por ello, los laboratorios de epidemiología del mundo intentan dar con los orígenes de esta nueva cepa que se está transmitiendo entre humanos.

Via: BBC Mundo

Post relacionados