Las feas cicatrices que dejan las operaciones quirúrgicas o las heridas podrían ser pronto cosa del pasado gracias a un nuevo fármaco diseñado por investigadores británicos.

La medicina, llamada avotermin, fue probada durante un año en voluntarios y mostró resultados promisorios, afirma la investigación publicada en la revista médica The Lancet.

Según los autores, las heridas que fueron tratadas con el medicamento resultaron menos enrojecidas, menos elevadas y menos visibles que las que no fueron tratadas con avotermin.

Ahora se llevarán a cabo pruebas en otros países europeos, afirman los investigadores.

El compuesto fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Manchester, Inglaterra, y la compañía de biotecnología Renovo.

El avotermin se inyecta bajo la piel antes y después de llevar a cabo la incisión en una operación. En caso de cicatrices ya existentes se puede aplicar si se rehace la sutura.

El fármaco fue probado en tres ensayos clínicos con cerca de 200 voluntarios.

Los participantes fueron sometidos a incisiones idénticas de un centímetro de espesor en la piel en ambos brazos.

Se les suministró una inyección de avotermin en un brazo y un compuesto placebo en el otro cuando se les hizo la herida y 24 horas después.

Los médicos que llevaron a cabo la subsecuente prueba de apariencia de las cicatrices no sabían cuál herida había sido tratada con cuál medicamento.

Según los científicos, los resultados mostraron que las cicatrices tratadas con avotermin se parecían a la piel normal más que las cicatrices tratadas con el placebo.

Via: BBC Mundo

Post relacionados