Científicos portugueses anuncian que han identificado el elemento antioxidante del aceite de oliva que previene las enfermedades cardíacas y las apoplejías.

En un estudio publicado en la revista Molecular Nutrition & Food Research, investigadores de la Universidad de Porto indicaron que se trata del componente DHPEA-EDA, que protege a los glóbulos rojos más que cualquier otro ingrediente del aceite de oliva.

“Este descubrimiento proporciona la base científica sobre los indudables beneficios de salud vistos en las personas que cuentan con el aceite de oliva en su dieta”, indicó Fátima Paiva-Martins, quien encabezó la investigación.

El estudio explica que los problemas cardíacos son causados parcialmente por el oxígeno reactivo, incluyendo radicales libres, que actúa sobre el LDL o colesterol “malo” lo cual da como resultado el endurecimiento de las arterias. Añade que los glóbulos rojos son especialmente susceptibles a las lesiones oxidantes, porque son los que transportan el oxígeno en el cuerpo.

En su informe sobre el estudio, los científicos de la Universidad señalan que compararon los efectos de cuatro compuestos polifenólicos sobre glóbulos sometidos a oxidación por parte de un radical libre. De acuerdo con los científicos, el más efectivo fue DHPEA-EDA, que existe en mayores niveles en el aceite de oliva en comparación con otros tipos de ese ingrediente culinario.

Paiva Martins augura que el descubrimiento de ese compuesto y sus efectos podría conducir a la producción de aceites de oliva “funcionales”, específicamente diseñados para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. “Ahora que hemos identificado la importancia de estos compuestos, los productores pueden comenzar a preocuparse más de la composición polifenólica de sus aceites”, señaló. EFE

Post relacionados