Para algunos pacientes, la mejor terapia para el síndrome del intestino irritable (SII) son medicamentos antiguos y económicos como la fibra, antiespasmódicos y el aceite de menta, según un nuevo estudio.

De acuerdo con los investigadores, estos tratamientos simples han perdido popularidad debido a la disponibilidad de medicamentos más nuevos (y costosos), algunos de los cuales han sido retirados del mercado debido a problemas de seguridad.

Pero las terapias tradicionales deberían formar parte de los tratamientos de primera línea en las guías médicas para tratar el SII, señalan los expertos.

“Para los médicos, el SII puede algunas veces ser muy difícil de tratar”, apuntó el investigador principal, el Dr. Alex Ford, del Centro de ciencias de la salud de la Universidad de McMaster en Ontario, Canadá.

“Siempre se están desarrollando nuevos medicamentos, pero algunos de los más recientes como alosetron y tegaserod han sido retirados del mercado, y sólo están disponible de manera restringida, además aún no se ha demostrado que el renzapride sea efectivo”, destacó. Por otra parte, “los medicamentos antiguos, que son baratos, seguros, y en algunos casos están disponibles sin receta, parecen ser más efectivos para tratar el SII”.

El informe aparece en la edición en línea del 14 de noviembre de BMJ.

Hasta 45 millones de estadounidenses pueden tener SII, informa la Fundación Internacional para los Trastornos Gastrointestinales Funcionales. Entre el 60 y el 65 de los que sufren SII son mujeres.

Además del dolor y las molestias, las personas que tienen SII experimentan estreñimiento crónico o recurrente, diarrea, o ataque de ambos. Aunque se desconoce la causa exacta de la enfermedad, los síntomas al parecer resultan de una alteración en la interacción del intestino, cerebro y sistema nervioso, de acuerdo con la fundación.

Para el estudio, el equipo de Ford revisó los ensayos que compararon el tratamiento de SII con antiespasmódicos, fibra y aceite de menta con un placebo o la ausencia de terapia. En los ensayos participaron más de 2,500 pacientes de SII.

Los investigadores encontraron que la fibra, los antiespasmódicos y el aceite de menta eran tratamientos eficaces para el SII. Específicamente, esto significaba que con el fin de prevenir los síntomas del SII en un paciente, había que tratar a 11 personas con fibra, cinco con antiespasmódicos y 2.5 con aceite de menta.

No hubo efectos secundarios serios asociados con ninguno de estos tratamientos, escribieron los investigadores.

Al parecer el aceite de menta fue la terapia más efectiva de los tratamientos revisados, hallaron los investigadores.

En los ensayos que compararon la fibra con el placebo, la fibra insoluble como el salvado no fue efectiva. En cambio, sólo la fibra soluble como la cáscara de ispágula reducía los síntomas. En cuanto a los antiespasmódicos, el más efectivo fue la hioscina. Este medicamento es el que se debería usar primero entre los antiespasmódicos, recomendó el grupo de Ford.

“Los médicos, particularmente los de atención primaria, que son los llamados a asumir la responsabilidad en el tratamiento del SII, deberían considerar el uso de estos agentes como terapias de primera línea para el SII”, dijo Ford.

El Dr. Roger Jones, del Kings College de Londres y autor de un editorial acompañante en la publicación, dio la bienvenida al estudio.

“Estos tratamientos pueden ser ligeramente más efectivos de lo que se creía hace poco y vale la pena probarlos”, dijo Jones.

Para algunos pacientes con dolor y diarrea, los antiespasmódicos podrían ser útiles. Los pacientes que tienen estreñimiento deben tratar la fibra y otros pacientes el aceite de menta, apuntó Jones.

“Si tiene SII que no está bien controlado o no se siente contento con el perfil de síntomas, debe visitar su médico de atención primaria o gastroenterólogo para una revisión y quizá recordarles que hay nueva evidencia sobre la eficacia de estos tratamientos tradicionales y que le gustaría probarlos”, declaró Jones.

“Por otro lado, si está muy bien informado y convencido, puede ir a la farmacia y conseguir estos tratamientos por usted mismo”, agregó Jones.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
HealthDay

Post relacionados

  • Bacterias fecales contra la infección intestinal

    La letal infección intestinal causada por la bacteria Clostridium difficile puede combatirse con una combinación de bacterias buenas que se...

    Pubblicato il:
  • té de menta como analgesico

    Durante miles de años los curanderos brasileños han sabido que la menta puede aliviar el dolor y ahora, por primera vez, ese conocimiento fue...

    Pubblicato il: