Un medicamento desarrollado para el tratamiento de la leucemia podría convertirse en una poderosa arma contra la esclerosis múltiple (EM).

El fármaco Alemtuzumab parece frenar la progresión de la enfermedad en pacientes que están en el primer estadio activo de recaída y remisión de EM – la forma más común de esta condición.

Un estudio de la Universidad de Cambridge, publicado en el New England Journal of Medicine, también señala que el medicamento podría permitir la reparación de daños anteriores.

Sin embargo, advierten que también puede provocar efectos secundarios potencialmente serios.

Además, los investigadores subrayan que el trabajo se encuentra en sus etapas iniciales.

Alemtuzumab – un tipo de fármaco conocido como anticuerpo monoclonal – fue creado en Cambridge a finales de los 70 y ha sido utilizado ampliamente para tratar la leucemia atacando las células blancas cancerosas del sistema inmunológico.

El reciente estudio de tres años, de 334 pacientes con EM de recaída y remisión que no habían recibido tratamiento, descubrió que el fármaco reducía el número de ataques por la enfermedad 74% más que lo que se lograba con la terapia convencional de interferón-beta.

Alemtuzumab también redujo el riesgo de una sostenida acumulación de minusvalidez por 71% comparado con interferón-beta.

Las personas en la prueba que recibieron el fármaco también recuperaron algunas de las funciones que se pensaba habían perdido del todo y, como resultado, terminaron menos minusválidos después de tres años que al comienzo del estudio. BBC

Post relacionados